18 claves para que tu casa te haga feliz.

EL DECORADOR DE LA FELICIDAD 18 claves para que tu casa te haga feliz

PortobelloStreet.es apuesta por crear casas cómodas, acogedoras y confortables que las conviertan en espacios únicos, personales y cálidos que nos hagan felices. Alberto Torres, interiorista y director creativo de PortobelloStreet.es, nos da las claves para conseguir que las casas nos aporten aquello que deseamos para una vida, y sobre todo para un día a día, más feliz.

Apuesta por el concepto abierto.

No solo es tendencia en decoración de interiores, sino que abrir la cocina al salón o al comedor facilita la movilidad por el espacio, lo amplía visualmente y ayuda a ganar luminosidad. Pero lo mejor es que fomenta la conversación y la participación en familia.

Elige muebles personalizados.

Huye de las piezas estandarizadas que cualquiera podría tener en su casa y hazte con algún mueble a media que consiga que la casa desprenda tu personalidad.

Disfruta del sofá de tus sueños.

Un sofá es una inversión que hacemos pocas veces en la vida así que antes de elegir uno, mide bien los espacios y encárgalo tal y como te lo habías imaginado en tus sueños.

Da una oportunidad a los muebles multifunción.

En las estancias pequeñas los muebles con varias funciones te salvarán la vida. Hay mil opciones: una mesa escritorio que se convierte en mesa de comedor, un sofá que se transforma en cama de invitados, muebles de salón que integran la chimenea, etc.

Cuida la iluminación en todos los espacios

. Una casa mal iluminada se convertirá en un espacio frío. Por eso, es fundamental cuidar la iluminación del hogar para que el ambiente sea acogedor. Apóyate de las lámparas de techo y de suelo para proporcionar iluminación general pero no te olvides de las lámparas de sobremesa que, bien distribuida, te ayudarán a crear ambientes muy acogedores.

Alíate con la luz.

Tanto si tu casa carece de mucha luz natural como si es luminoso, no tapes las entradas de la luz con muebles, por pequeños que sean. La luz natural conseguirá crear un ambiente cálido, más vívido y acogedor.

Ten un espacio único para trabajar.

En estos tiempos en los que el teletrabajo ha cobrado una nueva dimensión, es fundamental que cuentes con un espacio propio para ello. Tener un lugar en el que desarrollar tu actividad profesional es muy importante para desconectar al cien por cien cuando terminas de trabajar. Hará que valores más el espacio y hará que tu casa te haga un poquito más feliz.

Incluye alguna pieza de diseño.

Unas sillas Wishbone o las CH46 de Hans Wegner, la mesa Tulip de Eero Saarinen o la Eames Lounge Chair de Charles & Ray Eames son algunas de las piezas ideales para que tu casa destile estilo y elegancia. Si no tienes presupuesto para una pieza original, prueba con una buena réplica.

Apuesta por lo natural.

Llenar tu casa de plantas no solo mejorará su atmósfera, sino que ayudarán a regular la temperatura y la humedad de tu hogar. Además, hay especies muy fáciles de cuidar y que son frondosas y elegantes, perfectas para cualquier rincón de tu casa.

Mantén siempre el orden.

Para que tu casa te haga feliz y consigas estar más cómodo en ella, de nada sirve que mimes hasta el último detalle si no lo mantienes ordenado. Usa complementos como cajas y cestas que, además de decorar, ayudan a tenerlo todo en orden.

El aroma marca la diferencia.

Los recuerdos siempre se asocian a un aroma, por eso es importante perfumar siempre las casas. Ventila bien y elige una fragancia que te defina y que no te resulte agobiante. Los aromas frescos como el limón, la lavanda o el árbol de té son perfectos para que la casa siempre huela bien.

Paredes únicas.

Mima las paredes de tu casa con piezas especiales. Busca obras de arte o cuadros con colorido y carácter, que sean capaces de dar personalidad al espacio. Invertir en una o dos piezas de arte subirá el nivel de tu casa.

El poder del papel pintado.

En el baño, el dormitorio o en la cocina. El papel pintado ha conquistado todas las estancias de la casa y es uno de los recursos más estilosos para dar personalidad a un espacio. Si no quieres abusar, plantéate colocarlo tan solo en una pared: aportará profundidad, dinamismo y mucho estilo. Los de delicados motivos botánicos, por ejemplo, son una opción atemporal que hará que el espacio se mantenga en tendencia y los que simulan un material, por ejemplo, ayudarán a darle personalidad a las estancias.

Cambia el color de las paredes.

¿Te dio por pintar las paredes de un amarillo suave y ya te has cansado? Plantéate devolver a tu casa el blanco original de las paredes, aunque con algún matiz. Si es una casa con poca luz natural, huye del blanco más puro y elige un tono con algún matiz grisáceo o beige que aporte mayor calidez al ambiente. Conseguirás que el espacio se vea más grande, luminoso y limpio. Si tienes una casa grande con luz natural opta por papel pintado o por los panelados de madera.

Prioriza los tejidos naturales.

Viste el sofá, la cama y las ventanas con tejidos naturales como el algodón, el lino o la seda. Además de ser más decorativos, son alternativas más naturales y de mayor calidad que otras opciones acrílicas.

Viste los suelos de la casa.

Las alfombras son elementos decorativos que además de dar estilo y ayudar a delimitar espacios, funcionan como aislantes térmicos y acústicos, y protegen la pisada. No te limites a colocar alfombras en el salón y el comedor, si no que viste también los dormitorios y las zonas de paso. ¡Lo agradecerás!

Destina un espacio solo para ti.

Ya sea un espacio para hacer yoga, un lugar en el que desarrollar tus manualidades o un rinconcito de lectura, date el lujo de permitirte una zona de la casa que sea solo para ti y tus aficiones.

Hazte con las últimas tecnologías.

Luces que se encienden y se apagan con la voz, persianas que sube y bajan según la programación o electrodomésticos que se controlan desde el móvil conseguirán un hogar inteligente. La domótica ayudará a que tu casa sea mucho más cómoda y la convertirá en un templo de confort.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario