2 recetas fáciles a partir de leche condensada.

recetas con leche condensada

Postres y meriendas hechos de forma casera en los que la leche condensada es la protagonista para endulzar el día

La leche condensada la tomaban los abuelos y padres en sus desayunos y meriendas con un trozo de pan. Actualmente se utiliza más en la repostería para elaborar postres y que tengan ese sabor dulce característico.

Receta: Helados de leche condensada.

Esta es la receta más sencilla de todas, ya que no se requiere utilizar el horno o la cocina para nada. Aquí se pueden elegir cualquier fruta al gusto del consumidor, normalmente son fresas, frambuesas, vainilla o limón. Se puede experimentar con diferentes sabores. Estas frutas se trituran en trozos pequeños con una cucharadita de azúcar y un toque de limón. Luego se mezcla todo con la leche condensada y una vez mezclado se vierten en los recipientes de polo de helado. Cuando ya esté congelado, será la hora de disfrutar de un riquísimo helado casero.

Receta: Flan de leche condensada:

Esta es otra receta típica y muy sencilla de hacer. Para esta receta se necesitaran al menos 5 huevos, todo dependiendo de la cantidad que se quiera hacer, medio litro de leche entera y un bote pequeño de leche condensada. Antes de introducir la masa del flan en el recipiente se preparará el caramelo con azúcar y un toque de agua y limón para darle un sabor especial. Vertiendo primero el azúcar y luego la masa del flan en un recipiente, se introduce en el horno y se cocina a 200º con un papel de aluminio encima durante 50-60min.

Estas recetas son muy sencillas de preparar con cosas básicas que se encuentran en casa y añadiéndole el toque de la leche condensada saldrán riquísimos postres para disfrutar con la familia y los amigos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario