5 alimentos que nos ayudan a mejorar nuestra salud mental.

Cinco alimentos que nos ayudan a mejorar nuestra salud mental


Comer de forma equilibrada beneficia al estado de ánimo y aminora la aparición de la demencia y sus efectos
El Ministerio de Sanidad alerta que una de cada diez personas han sido diagnosticadas con algún problema de salud mental

Una dieta equilibrada está directamente relacionada con una mejor calidad de vida. Estudios recientes de Scielo demuestran que existe una estrecha relación entre la actividad de las bacterias intestinales y otros procesos metabólicos en la inflamación cerebral. Es decir, la ingesta de determinados alimentos que mejoran la actividad intestinal podría reducir la aparición de la demencia o sus efectos.

El cerebro humano tiene una exigencia energética muy alta, lo que requiere nutrientes muy especializados. Si se mantiene una dieta adecuada, se conseguirá un buen estado nutricional, imprescindible tanto para la salud física, como la mental, muchas veces olvidada. Por el contrario, si la calidad nutritiva de los alimentos ingeridos es pésima, podría contribuir al desarrollo de alguna patología mental, como la depresión.

La pandemia de Covid-19 ha pasado factura a la salud mental de los españoles, y una de cada diez personas mayores de 15 años han sido diagnosticadas con algún problema de salud mental, según datos del Ministerio de Sanidad. “Estos datos evidencian la necesidad de inversión y cuidado en el ámbito de la salud mental”, alertan fuentes de Deusto Salud.

Cinco alimentos que se deben reducir en la dieta diaria

Desde el centro de formación continua, Deusto Salud, se aconseja intentar eliminar o reducir los siguientes alimentos para fomentar una buena salud de nuestro cerebro y aminorar futuros problemas de demencia:

  • Azúcares añadidos. Una dieta alta en azúcares podría desencadenar un exceso de glucosa en el cerebro. Un reciente estudio relaciona esta sustancia con problemas de memoria y un descenso en la actividad del hipocampo, la red de neuronas que controlan directamente la memoria.
  • Alimentos fritos. Estos alimentos provocan una inflamación en los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro.
  • Hidratos de carbono. La calidad de los hidratos de carbono que una persona come afecta directamente la actividad cerebral. Estos no se deben eliminar de la dieta pero si reducirlos o tomar exclusivamente aquellos con una alta calidad.
  • Alcohol. Los hábitos de consumo de alcohol están directamente relacionados con la aparición de la demencia durante la vejez. Según recogió un estudio del British Medical Journal en el año 2018, las personas más abstemias presentaban menor riesgo de padecer problemas neurodegenerativos que aquellos que más bebían.
  • Nitratos. Los nitratos también estarían directamente relacionados con la posibilidad de padecer depresión a corto plazo. Alimentos como los fiambres o las carnes crudas contienen altos niveles de este compuesto alimenticio.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario