Home » Artículos » 7 tips para cuidar el pecho tras el parto
a
Home » Artículos » 7 tips para cuidar el pecho tras el parto

7 tips para cuidar el pecho tras el parto

Siete tips para cuidar el pecho tras el parto

Mifarma by Atida, han elaborado una serie de tips a tener en cuenta para cuidar el pecho tras un embarazo, seas o no una madre lactante.

Convierte el sacaleches en tu mejor compañero de viaje

A la hora de iniciarse en el mundo de la lactancia hay que tener en cuenta el tiempo que se debe invertir. “Si se opta por dar el pecho, las tomas pueden ser muy continuadas cada vez que el bebé lo demande”, comenta Reme Navarro, farmacéutica y directora de Estrategia de Negocio de Atida.
Por ello, los sacaleches pueden resultar muy beneficiosos para que las mamás planifiquen sus horarios con una mayor flexibilidad.

Cremas reparadoras, el mejor aliado

La hidratación de la piel del pezón es esencial durante todo el proceso. Por ello, las cremas reparadoras son un must para alguien que acaba de dar a luz. Su uso está indicado para garantizar el buen cuidado del pezón durante los cambios que las mujeres experimentan en esta etapa que abarca desde el embarazo hasta tras el parto. Aporta esa
hidratación tan necesaria a la hora de proteger los pezones sensibles. Des o no el pecho a tu bebé, la sensibilidad en los pechos es evidente y los cambios hormonales de tu cuerpo pueden hacer que sientas sensibilidad, dolor o incluso hinchazón en los pechos y pezones.

Por ese motivo es muy importante mantenerlos hidratados y cuidados con cremas especiales y reparadoras para esta zona”.

Pezoneras, un must en tu cajón

Si la mamá sufre a causa de pezones planos, invertidos, doloridos o agrietados es recomendable utilizar pezoneras. “En el caso de las mamás lactantes, es fundamental comprobar antes de cada toma que el agarre sea correcto para que el bebé succione de manera óptima. De esta forma se evitará la formación de grietas en los pezones.

Este ítem no es solo un complemento para las madres lactantes, también lo puede ser para aquellas que acaban de dar a luz y cuyos pezones están especialmente sensibilizados, ya que pueden funcionar como barrera protectora ante tejidos, roces, etcétera.

Mantén una dieta saludable

Las mujeres que acaban de dar a luz deben prestar especial atención en mantener una dieta saludable. Tras el parto, es importante recibir todos los nutrientes necesarios que requiere tu cuerpo. En caso de que no sea así, un complemento alimenticio en cápsulas puede aportar la energía y vitalidad necesaria.

Opta por un sujetador a tu medida

Entre el resto de tips a tener en cuenta, tras el parto será imprescindible conseguir un sujetador de lactancia que te aporte la sujeción necesaria para que tu pecho esté colocado de forma adecuada tanto si decides elegir el camino de la lactancia o no.

Cabe recordar que este sujetador ha de adaptarse a nuestra talla en las distintas etapas desde la concepción hasta el fin de la lactancia, “El sujetador ideal debe ser firme, de tirantes anchos que mantengan el pecho en posición natural y no los comprima. En definitiva, que no deje marcas en hombros y espalda.

¡Muévete!

Al aumentar el pecho, puede producirse cierta distensión de los músculos pectorales durante los embarazos. Por ello, a no ser que tu médico te indique lo contrario, haz ejercicios aeróbicos sin impacto específicamente para la zona del pecho.

La natación, el yoga o algunos ejercicios isométricos, por ejemplo, son actividades que pueden ayudar a fortalecer esa zona sin llegar a provocar que se desarrolle el músculo.

Discos absorbentes, tus nuevos compañeros

Si eres de una persona que ha optado por dar el pecho, seguramente hayas observado que, entre toma y toma tu seno sufre pequeñas pérdidas o goteos de leche que pueden ensuciar la ropa interior o incluso las camisetas. Los discos absorbentes pueden ser un buen aliado para solucionar este problema.

Lo más aconsejable es utilizar estos discos tanto de día como de noche, de cara a que absorban la humedad y, además de evitar manchas echar un cable a nuestra areola, para que no se irrite.

El cuidado del pecho antes, durante y tras el parto es fundamental, “tanto si optas por amamantar a tu bebé como si no, te embarcas en la maravillosa etapa que forma parte de la maternidad, Sea cual sea tu decisión, ten en cuenta que la lactancia debe adaptarse a tus necesidades y no solo en las del bebé. Todas las opciones son correctas”. Estar preparada para la llegada del bebé es tan importante como cuidar al nuevo miembro de la familia desde su nacimiento con el mejor ‘welcome kit’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*