Home » Artículos » 9 consejos “muy humanos” para el control de peso de nuestras mascotas
Home » Artículos » 9 consejos “muy humanos” para el control de peso de nuestras mascotas

9 consejos “muy humanos” para el control de peso de nuestras mascotas

9 consejos “muy humanos” para el control de peso de nuestras mascotas

Si tienes mascota y eres de las que cuando termina el verano, te pones a dieta para bajar esos quilillos de más que hayas podido coger durante las vacaciones, deberías hacer lo mismo con tu mejor amigo. Al igual que en los humanos, la obesidad y el sobrepeso no es un juego para nuestras mascotas, y puede provocarles la aparición de enfermedades como la diabetes, problemas articulares o incluso una reducción de hasta 2 años en su esperanza de vida.

De hecho, algunos estudios recientes afirman que, igual que en los humanos, más de la mitad de las mascotas tienen sobrepeso u obesidad, sin embargo, en el caso de las mascotas, existe además una incapacidad de los dueños para asumir esta realidad: el 80% de los propietarios cree que su mascota está en su peso ideal. Por esta razón, Veterinary HPM, la marca de alimentación de Virbac, elige la vuelta a la rutina para concienciar a propietarios de perros y gatos de la importancia de llevar un buen control del peso en sus mejores amigos. Para ello, han puesto en marcha una campaña a través de veterinarios, que promoverá ayudar a concienciar al propietario de cuándo realmente hay un problema de peso en la mascota, y qué medidas debe empezar a aplicar el propietario en cada caso.

¿Lo sorprendente? ¡Muchos de los consejos que incluyen son 100% aplicables a nosotros!

  • Aprende a reconocer que hay un problema de peso

Reconocer que hay un problema es el primer paso de cualquier proceso de cambio. En nuestro caso, tenemos a nuestra amiga “la báscula”, pero en el caso de nuestros peludos también podemos observar su lomo desde arriba. Si no se marca la cintura y nos cuesta palparle las costillas, ya podemos afirmarlo: tiene sobrepeso.

  • Ojo con los premios (o con picar entre horas)

Recuerda que una galleta para un perro es como si tú te comieras un donut de chocolate; o una lata de atún para un gato, como si te comieras ¡35 nuggets de pollo! Aprende a premiarlo con otras cosas que no sea comida (caricias, rato de juego, un buen cepillado…). De esta forma, ayudarás en la disminución de su peso, pero seguirás proporcionándole las recompensas que tanto desea.

  1. Pesa la comida, no la pongas “a ojo”

Utiliza la balanza de cocina para pesar su comida. Te asegurarás de que come lo que necesita, ni más ni menos. ¡Ah! Y si le das algún premio, recuerda siempre restar su equivalencia en gramos.

  1. Divide las raciones diarias

Como nos pasa a nosotros, distribuir la ración diaria de nuestro mejor amigo en 3 comidas a lo largo del día, en lugar de en solo 2, ayuda a reducir la sensación de hambre, y le generará menor ansiedad comiendo.

  1. Elige una alimentación rica en proteínas y baja en carbohidratos

Le ayudarán a saciarse más y facilitarán la pérdida de peso. Busca también que sea un alimento específico para el control del peso. Si ya ha desarrollado diabetes, mejorarás su salud, y si no, contribuirás a retrasar su aparición y por consiguiente los gastos de veterinario asociados. La formulación de Veterinary HPM Weight está diseñada especialmente para controlar el peso. Con una densidad energética menor y un mayor efecto saciante, ayuda a conservar la masa muscular a expensas de la masa grasa.

  1. Utiliza comederos adaptados

Una opción extra que puede ayudarte es utilizar comederos especiales con protuberancias en el plato, que obligan a nuestra mascota a esforzarse por conseguir acceder a los granos de pienso. Lo tendrá un rato entretenido y reducirá sus posibilidades de engullir su ración.

  1. ¡Aumenta el ejercicio físico! a ti también te ayudará con tu pérdida de peso

Otro paso importante para controlar el sobrepeso y la obesidad es la realización de actividad física por parte de nuestras mascotas. Organizar una serie de ejercicios cada día y aumentar progresivamente la intensidad, les ayudará a ellos y a nosotras a ponernos en forma.

  1. Ponte un objetivo

Igual que tú te pones unos objetivos, también debes ponérselos a ellos, pero debes ser paciente y disciplinado para ayudar a tu mascota en el programa de pérdida de peso que hayáis acordado con tu veterinario.

  1. Haz equipo con tu especialista: él te podrá asesorar en el tipo de alimentación más adecuada

Como todo proceso de pérdida de peso, contar con el apoyo de un asesor nutricional es básico. En el caso de nuestras mascotas, este papel lo desempeña tu profesional veterinario, pues será él quien te podrá aconsejar y ayudar a controlar el peso de tu mascota, así como a trasladarte todos los beneficios de una correcta alimentación en tu mejor amigo. Además, realizar revisiones mensuales puede ayudarte a aclarar dudas y mantener controlado los objetivos que os habíais propuesto al empezar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

También te puede interesar…

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish