¿Cómo afecta el estrés a nuestro metabolismo?

¿Cómo afecta el estrés a nuestro metabolismo?

El estrés forma parte de la vida de los españoles en mayor medida de la que nos gustaría y es que las cifras revelan que nueve de cada diez españoles (96%) han sentido estrés en el último año, y cuatro de cada diez (42,1%), lo han hecho de manera frecuente o continuada, porcentaje que equivale a casi 12 millones y medio de españoles. Así lo advierte el último estudio Cinfasalud sobre “Percepción y hábitos de la población española en torno al estrés”, elaborado por laboratorios Cinfa y avalado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS).

“Se tratan realmente de datos impactantes que derivan a que una gran parte de la población sufra las consecuencias. El estrés es un mecanismo de defensa de nuestro cerebro como respuesta de supervivencia contra un peligro y que genera un impacto metabólico que altera todos los sistemas de nuestro cuerpo, puesto que nos prepara para luchar o huir y así salvar nuestra vida” afirma Fran Sabal, nutricionista experta en gestión emocional.

El punto es que nuestro cerebro no sabe distinguir entre lo real y lo imaginario, por lo cual, si no aprendemos a gestionar las emociones y los pensamientos que nos generan estrés, que pueden provenir, por ejemplo, por el miedo al futuro, los problemas en pareja, los hijos, temas económicos o del trabajo, e incluso por nuestro peso y forma de comer, se puede transformar en un estrés crónico que repercute directamente sobre todo nuestro cuerpo, especialmente en nuestro sistema endocrino, nervioso e inmunitario que son los principales reguladores del metabolismo y que afecta, entre otros factores, a nuestro peso, niveles de energía y sexualidad.

¿Qué podemos hacer para evitar que el estrés repercuta sobre nuestro metabolismo?

“La gestión emocional nos proporciona herramientas que nos ayudan a escuchar nuestras emociones y el mensaje que nos traen. En vez de evitarlas y acallarlas, (como sucede en muchos casos con la comida), es importante abrirles la puerta y escuchar el mensaje que traen para nosotros, con lo cual no se trata de contenerlas ni evitarlas, sino de aceptarlas y descubrir qué es lo que está pasando en nuestra vida que nos lleva a sentirnos de una u otra manera. Una forma ideal para reducir el estrés es practicar Mindfulness, técnica que nos ayuda a conectar con el momento presente y hacernos más conscientes, para así ir observando qué es lo que sentimos, de donde viene y cómo poder gestionarlo de la mejor forma posible” comenta Fran.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario