Cómo aplicar el Feng Shui en exteriores: terrazas, balcones, patios, jardines…

Cómo aplicar el Feng Shui en exteriores: terrazas, balcones, patios, jardines.

Aplicar esta filosofía milenaria en los exteriores de nuestra casa permitirá que la energía vital entre en la vivienda. La filosofía milenaria del Feng Shui puede ayudar a encontrar la belleza estética al mismo tiempo que propósitos energéticos.

Para aplicar esta antigua disciplina china a los exteriores, según Alice Blue, experta en esta filosofía en Miistico, “debemos de tener en cuenta una diferencia sustancial: los balcones y terrazas, forman parte de la vivienda y actúan como ‘ojos’, al igual que las ventanas. Por lo que todo lo que entre a través del balcón (luz, oscuridad, ruidos, desorden, orden, plantas…) representan cosas que entran en nuestra vida”.

Así “si el balcón está orientado al sur o una zona luminosa, serán cosas más evidentes. Si está orientado al norte y zonas oscuras, pueden ser cosas que lleguen por sorpresa o por parte de la familia”, asegura Blue. “Es importante mantener el orden y la limpieza en estas zonas, aunque sean de almacenaje. Tener armarios para guardar las cosas, mantener el suelo limpio, que no sea un coladero de trastos…”, sugiere.

Sin embargo, los patios y jardines no son parte de la energía de la casa sino del chi, energía vital, que está a su alrededor y entra en ellas. Recordemos que el Feng Shui está basado en cómo se mueve el chi o fuerza vital, hacia el interior de nuestras viviendas y en sus áreas.

Evitar flechas envenenadas

En general, hay un punto importante que debemos tener en cuenta en todas las zonas exteriores de la vivienda: evitar flechas envenenadas, es decir, objetos puntiagudos en dirección a la casa como esquinas de edificios muy cercanos, cosas desagradables como basura, plantas sin vida, ruidos, etc.; también las cosas muy largas y rectas que apuntan a la casa como carreteras transitadas.

La experta de Miistico nos explica que hay varios remedios para evitar estas flechas envenenadas:

  • Si proceden del sur, el remedio es el agua así debemos incluir en la decoración del espacio fuentes, jarrones o urnas con agua, búcaros, paredes de agua…
  • Cuando provienen del norte, debemos usar la energía de la montaña y en nuestra decoración incluir rocas, piedras, minerales y cristales.
  • Si la flecha viene del oeste o noroeste, un buen aliado es el uso de luces brillantes, velas o espejos que reflejen la luz.
  • En aquellos espacios con flechas del este o sudeste, sería aconsejable poner un carillón de metal que genere sonido.
  • Cuando procede del nordeste o sudoeste, el mejor remedio son las plantas.

“Es importante no utilizar remedios contraproducentes, como las plantas, ya que si la energía atacante es del elemento madera, las mala energía sería multiplicada. Seguir una lista de elementos como la anterior y el elemento que lo contrarresta es lo mejor”, aconseja Alice Blue.

Balcones y terrazas

Si la puerta de entrada mira directamente a un balcón, el chi puede escaparse y es importante retenerlo mediante algo llamativo, para ello podemos usar en la decoración elementos como un espejo, cosas brillantes o fuentes de luz, que lo hagan permanecer en la vivienda. “Evitar el desorden también es fundamental, como recoger la ropa del tendal rápidamente para dejar que entre la luz, que es fuente del chi. Además, las familias que tienen mascotas, deben cuidar de que no ensucien esa zona y limpiarla inmediatamente. La suciedad afecta a la entrada de dinero en la casa y la fortuna en general”, explica la experta de Miistico.

Los balcones y terrazas con doble acceso dispersan el chi y afectan a las relaciones familiares. Para compensarlo, Blue aconseja “priorizar una de las puertas y utilizarla más a menudo, para que el flujo del chi no se sienta confundido y pase de largo ya que puede generar melancolía en la casa y malentendidos”.

Cuando el balcón da a la cocina, puede afectar a la estrella de la salud. “Existen remedios como el carillón de metal o cualquier efecto sonoro metal que puede amortiguar este mal efecto, sino lo ideal es mantener el balcón cerrado. También la presencia de fruta representa salud”, nos comenta la experta en Feng Shui.

Patios y jardines

La clave de los patios y jardines está en conocer qué tipo de chi meten en la casa. A grandes rasgos, si el patio o jardín está orientado al sur será pura energía yang y actividad; al norte está relacionado con la familia y el pasado; al este, con los comienzos y la salud; y al oeste, con la imaginación y el futuro. “No se puede hacer un análisis completo sin saber la orientación Nien Yen y el número kua de las personas que viven en la casa, ya que les influenciará de forma diferente. Además, puede haber cosas que queramos dejar entrar y otras que queramos contrarrestar, para que no entren demasiado”, afirma Alice Blue.

No obstante, hay un elemento en común en todos los patios y jardines que se considera auspicioso: la presencia de agua, que representa la prosperidad. En forma de fuente, piscina o estanques es considerada atrayente de fortuna, especialmente si está en movimiento. Asimismo, si tiene peces, favorece las buenas relaciones familiares y la fertilidad o productividad. El agua fortalece la suerte en el dinero, especialmente en las casas orientadas al sur, pero nunca debe estar al lado derecho de la puerta, ya que puede generar infidelidades.

Aplicar la filosofía Feng Shui en los exteriores de nuestra casa permitirá que la energía vital entre en la vivienda.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario