Home » Artículos » Cómo ayudar a dormir a los niños mientras llega Papá Noel
Home » Artículos » Cómo ayudar a dormir a los niños mientras llega Papá Noel

Cómo ayudar a dormir a los niños mientras llega Papá Noel

LLEGA PAPÁ NOEL: CÓMO AYUDAR A QUE LOS NIÑOS SE DUERMAN ESA NOCHE

Cada niño necesita unas horas de sueño para conseguir un buen descanso, de 11 a 14 horas según la edad que tenga

El sueño es clave, no solo para el descanso sino también para el desarrollo y crecimiento de los niños, según la Cátedra del sueño de la Universidad de Granada-

La Navidad es una de las fechas favoritas de los más pequeños de la casa. Pero no solo llega con ilusión y regalos, también implica nervios y noches en vela. Nochebuena se convierte, para muchos niños, en la noche más complicada para conciliar el sueño, desde aquellos que pretenden esperar despiertos toda la noche para poder descubrir a Papá Noel bajando por la chimenea, hasta los que no pueden aguantar las ganas de ver los regalos bajo el árbol muy temprano a la mañana siguiente.

Pero ¿los niños necesitan las mismas horas de sueño que los adultos? ¿Pueden aguantar tanto? Como explica el Doctor Alejandro Guillén-Riquelme, investigador de la Cátedra del sueño UGR – LOMONACO, “el tiempo de sueño necesario de los niños varía respecto a la edad que tengan”. Desde los niños de 1 a 2 años, que necesitan entre 14 y 15 horas de sueño diarias, hasta los pequeños de entre 2 y 5 años, que ya consiguen un buen descanso con una media de 11 horas. A partir de estos 5 años, la media de horas baja hasta las 10 diarias, centrándose ya solo en las noches y no en distintos momentos de descanso a lo largo del día.

Además, el sueño es fundamental no solo para que los niños consigan un buen descanso, sino también para su desarrollo. Como recuerdan desde la Cátedra del sueño UGR – LOMONACO, múltiples problemas psicomotrices, emocionales y de aprendizaje se derivan de problemas de sueño, y además mientras los niños duermen, se libera la hormona del crecimiento.

Consejos para la correcta higiene del sueño en la noche más mágica del año:

Empezar el día a primera hora. Lo mejor para que los pequeños consigan descansar la noche antes de Navidad, es empezar el día a primera hora. Aunque los niños estén de vacaciones y puedan alargar los despertares por la mañana, este día es recomendable que no salgan de la cama más tarde de lo habitual pues, si no, les costará más conciliar el sueño al llegar la noche.

Cansarles con un día lleno de actividades. Tras comenzar el día sin mucho retraso, es recomendable que el día de Nochebuena esté lo más lleno de actividades posible y si puede ser al aire libre, mejor. Un día completo sin parar de hacer cosas, conseguirá que los peques lleguen más cansados a la gran noche y caigan rendidos fácilmente.

Nada de siestas. Dependiendo de la edad, los niños necesitan (o no) un pequeño descanso a lo largo del día que les proporciona una hora extra de sueño. A partir de los 5 años aproximadamente, los pequeños pueden ya conseguir un buen descanso sin una siesta diurna rutinaria. Por ello, lo mejor es evitar la de ese día y llegar así más cansados a la noche.

No rompas la rutina. En general, para que los niños consigan un buen descanso cada noche es importante mantener una rutina a la hora de irse a la cama. Seguir los mismos pasos, desde recoger los juguetes a lavarse los dientes y ponerse el pijama, ayuda a que los pequeños se acostumbren a un mismo recorrido antes de quedarse dormidos. Lo mejor en Nochebuena, pese a los nervios, es seguir (en la medida de lo posible) esta misma rutina.

Relaja a los niños antes de dormir. Llegada la hora de acostarse, ayudará también a los peques que hablemos un rato con ellos o les contemos un cuento breve, lo que facilitará que se calmen, consigan dormirse y, tal vez, sueñen con Papá Noel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

También te puede interesar…

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish