Cómo escoger las mejores baterías o pilas según las necesidades a cubrir

Cómo escoger las mejores baterías o pilas según las necesidades a cubrir

La Navidad es una época de unión, de reuniones familiares, de solidaridad, de magia. Hablamos de unas fechas de comprar y recibir regalos y también de decorar los hogares para conseguir un ambiente acogedor ante la llegada inminente de los Reyes Magos y Santa Claus. Como es habitual en estos meses, los principales protagonistas son los niños y niñas y cómo no, sus juguetes.

Según un reciente estudio de VARTA, se ha producido un aumento en los últimos años de las búsquedas del término “pila” entre noviembre y enero, en coincidencia directa con el periodo navideño. Muchos regalos usan pilas o pilas tipo botón, ya sea para juguetes de los más pequeños de la casa o bien para relojes o productos deportivos para el consumidor más adulto.

Consejos de utilización, conservación y reciclaje de las pilas.

En las piezas decorativas como luces o velas electrónicas tan presentes en esta época, como regla general y después del uso, se aconseja retirar todas las pilas de los accesorios de decoración antes de guardarlos hasta el año siguiente. De este modo evitaremos la posible corrosión o el drenaje antes de tiempo.

Es muy aconsejable comprobar con frecuencia el estado de las pilas, especialmente las de litio de tipo botón, ya que pueden resultar nocivas si su estado no es óptimo. En general, los niños exploran el mundo a través de sus bocas, por ello el pequeño tamaño de las pilas de botón pueden suponer un riesgo de ingesta. Es importante guardar todas las pilas que no se estén utilizando fuera del alcance y de la vista de los niños. Los adultos deben asegurarse de que todos los emplazamientos para las pilas estén bien cerrados y no puedan abrirse. Es importante observar a su vez a los pequeños cuando jueguen con aparatos o dispositivos que contengan pilas de botón. Por este motivo, reciclar las pilas después de uso es una excelente forma de evitar este tipo de peligros.

Priorizar el reciclaje para preservar el entorno

Las pilas son muy útiles en las actividades cotidianas. No obstante, cuando se agotan pueden resultar nocivas para el medio ambiente, si no se tratan de forma adecuada.

Por su parte, las pilas usadas no deben considerarse residuos domésticos, sino que tienen que ser recicladas en puntos de recogida específicos, los cuales pueden tener lugar en supermercados o centros comerciales; escuelas o universidades; ferreterías; o bien, edificios públicos como centros sanitarios, sedes de ayuntamientos, polideportivos, etc. Concretamente en el año 2021, según la Fundación Ecopilas, se detectaron 46.282 puntos de recogida en España; y se comprobó que el 85,29% de las pilas recicladas eran salinas o alcalinas, el 13,53% eran recargables y el 1,18% restante comprendía las pilas de botón.

Las pilas siguen un ciclo regulado para garantizar su adecuada recuperación y reciclado. Cuando los residuos recogidos de forma selectiva llegan a las instalaciones de reciclado, se clasifican y separan según su naturaleza y su tecnología (pilas botón, pilas salinas y alcalinas, pilas de litio o acumuladores de Ni-Cd, Ni-Mh y Li-ion). Este paso es importante porque cada tipo de pila requiere un proceso de reciclado distinto.

¿Cuáles son los mejores tipos de pila según las necesidades?

Las pilas de VARTA recurren a una solución de embalaje inteligente y cómoda, libre de plástico y 100% reciclable, por su innovador mecanismo de apertura o cierre para un sencillo almacenamiento de las pilas. Para estas navidades, desde VARTA se recomiendan una serie de productos en función de las necesidades de cada usuario y su función:

La mayoría de luces navideñas usa pilas AAA / AA; o también de botón CR2032. Debido a la baja pero constante necesidad de energía, se aconseja el uso de las pilas de la gama VARTA Longlife, ya que proporcionan energía duradera e ininterrumpida durante un largo periodo de tiempo. Se trata de un producto ideal para mandos a distancia, relojes de pared o radios, por ejemplo. Destacan por sus largos tiempos de funcionamiento y su fiable suministro de energía, para conservar la independencia de los consumidores en todo momento. Recurren a una solución de embalaje inteligente y cómoda, libre de plástico y 100% reciclable, por su innovador mecanismo de apertura o cierre para un sencillo almacenamiento de las pilas. 
Para los juguetes, la mejor opción es usar las pilas VARTA Longlife Power. Esta pila se ha desarrollado, especialmente, para dispositivos con una gran necesidad de energía. También son de gran utilidad para productos como mandos a distancia, equipos informáticos o linternas LED.  
VARTA Longlife Max Power es también la elección ideal para regalos de alta tecnología o dispositivos digitales como cámaras digitales e instantáneas, drones o mandos de videojuegos. Es decir, es una opción muy adecuada para productos que requieren de precisión y potencia para sus propiedades cambiantes. Para las luces y los dispositivos con mayor consumo de energía, como luces de navidad intermitentes y circuitos de espectáculos de luces, también se aconseja utilizar este tipo de pilas.
Alta Boletín Casa Actual
Suscríbete a nuestra newsletter de contenidos y recibe información actualizada.
icon

Entradas relacionadas