Como evitar los 7 errores de bricolaje más habituales.

Como evitar los 7 errores de bricolaje más habituales.

Los datos demuestran que cada vez es más habitual que la gente opte por comprar los productos y lleve a cabo sus proyectos de bricolaje en casa. Ya sea por el ahorro económico o la satisfacción de hacerlo por uno mismo.

Mari Luz Santander, experta en home improvement de ManoMano, cuenta cuáles son los errores más comunes que se cometen en los hogares y te anima a ponerte manos a la obra con una serie de consejos para lograr un resultado de éxito.

No recurrir a un profesional.

Hay tareas que requieren el conocimiento y la experiencia de un experto, por eso es importante que sepamos cuando es necesario contar con uno. Algunas de estas tareas son:

Realizar cambios estructurales como tirar tabiques, ya que pueden afectar a la estructura de la vivienda.
Cambiar tuberías, instalar inodoros, platos de ducha… No hacerlo de forma adecuada puede provocar fugas de agua y daños en nuestra propia vivienda y a terceros.
Trabajos de cableado eléctrico porque una cosa es instalar un enchufe y otra muy distinta renovar toda la instalación.
Reformas que impliquen tener que trabajar en altura, como la reparación de techos o cambio de ventanas. Puede llegar a ser muy peligroso si no se emplea el equipo de seguridad adecuado.

Falta de planificación.

Caer en este error suele ser consecuencia de saltarse la parte de la preparación de la tarea y, puede hacer que se pierda mucho tiempo al no contar con los materiales o herramientas necesarias una vez que estas inmerso en el trabajo. Para evitar caer en este error te recomendamos:

Prepara la lista de todas las herramientas, materiales y accesorios que vas a necesitar y calcula el coste de los que debas comprar para evitar sorpresas.

¡No empieces la casa por el tejado! Enumera los pasos a realizar para seguir el orden más adecuado y lógico.
Carga la batería de tus herramientas inalámbricas para evitar quedarte a medias.

Lee las instrucciones y el modo de empleo, ya que un uso incorrecto puedo provocar que la pintura no se adhiera a la superficie o que se utilice un taco o anclaje inadecuado, por poner algunos ejemplos.

Seguridad, ante todo. Es muy importante que a la hora de llevar a acabo tareas de bricolaje esta sea tu mayor prioridad. Que sean trabajos sencillos o bricolaje en casa no significa que no entrañen un riesgo. Por este motivo, siempre deben de emplearse materiales de protección como gafas protectoras, calzado de seguridad, mascarilla con filtro, ropa cómoda…

Además, una de las causas más frecuentes de accidente es el uso de una escalera de mano.
Aquí van unos cuantos consejos:

Apoyar la escalera sobre una superficie plana y resistente.
El ángulo máximo de apertura de la escalera debe ser de 30º y debe superar en 1 metro el punto de apoyo superior.
Emplear calzado antideslizante para subir y permanecer en la escalera.
Si se coloca detrás de una puerta, hay que asegurarse de que no se va a abrir accidentalmente.
La escalera solo se debe utilizar por una persona durante la realización de los trabajos.

Lo barato sale caro.

Aunque una de las principales razones por las que elegir tareas de bricolaje en casa es para ahorrar un poco de dinero. Emplear herramientas de bajo coste y mala calidad puede conllevar que obtengas un mal resultado.

Tampoco se trata de comprar lo más caro, sino de encontrar la mejor relación calidad-precio que te permita tu presupuesto.

Saberlo todo.

Utiliza esta tarea para adquirir nuevos conocimientos y habilidades. No pretendas saberlo todo y consulta a amigos y conocidos expertos. Además, existen multitud de tutoriales en canales y webs especializadas con técnicas de trabajo innovadoras que te ayudarán.

Mide dos veces y corta una vez.

Antes de lanzarte a la tarea de cortar, taladrar o fijar, asegúrate de haber medido un par de veces. El bricolaje requiere ser preciso para un buen resultado y debe ser el objetivo de tu resultado, independientemente de tu experiencia.

No tener paciencia.

Por muy sencilla que parezca una tarea siempre se puede complicar. Por ello, tómatelo con tranquilidad y paciencia para que todo termine como habías pensado. Si no fuera así, siempre se puede comenzar de nuevo.

Finalmente, recuerda que el bricolaje debería ser divertido, disfruta del proceso y tómate un descanso si lo necesitas. Cuando tengas el resultado delante verás que te proporcionará una enorme satisfacción personal.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario