Cómo incrementar el valor de tu vivienda

Cómo incrementar el valor de tu vivienda

Poner a la venta una vivienda es una tarea complicada y tediosa, a veces incluso más que comprar, y es que son muchos los procesos que hay que pasar para poder llegar a un acuerdo favorable tanto para el vendedor como para el comprador. De hecho, en España la venta de un piso tarda de media seis meses, según datos de las principales inmobiliarias.

El tiempo es, precisamente, uno de los elementos que influyen en el precio de venta de un inmueble, ya que cuanto más tiempo pase en el mercado, mayor probabilidad hay de que su valor se reduzca. Por ello, muchas veces es esencial hacer una inversión previa a poner en venta la vivienda, ya que no solo se estará incrementando su valor, sino que también ayuda a acelerar la venta, ya que la vivienda resulta más atractiva.

Ante esta situación, desde Evernest, destacan los consejos clave para que la venta de un inmueble sea rápida y beneficiosa para ambas partes del acuerdo:

Consejos clave para que la venta de un inmueble sea rápida y beneficiosa

Certificado energético: se trata de un documento que apareció en España en 2013 y ahora es obligatorio para todos aquellos inmuebles que se habiten más de 4 meses al año. Este muestra la eficiencia energética de un edificio y favorece el proceso de compra de aquellos que cuenten con una alta certificación. Pero no solo atrae a compradores, sino que incrementa el valor del inmueble, ya que el consumo de la propia vivienda será menor cuanto mayor sea su calificación. Además, obtenerlo es muy beneficioso también para el dueño de la vivienda, ya que desde el Gobierno hay ayudas disponibles que les permiten desgravar entre un 20% y un 60% del IRPF en reformas destinadas a la mejora energética.

Aumenta el almacenamiento: estos últimos años se ha puesto de moda la organización en el hogar, especialmente tras el detonante de la pandemia, ya que cuando la gente pasó más tiempo en su hogar se dió cuenta de que guardaban cosas que realmente no necesitaban. Aún así, uno de los imprescindibles que se tienen en cuenta en la búsqueda de una posible casa para comprar es el espacio de almacenamiento. En este sentido, ampliarlo poniendo armarios empotrados que lleguen hasta el techo, o aprovechando espacios como esquinas, altillos o incluso debajo de ventanas, puede ser esencial para vender un piso, ya que muestra al futuro propietario que esta cuestión no va a suponer un problema.

Reforma del baño y la cocina: tras el largo proceso que supone encontrar la casa perfecta, lo último que se quiere hacer es tener que empezar una reforma. Los compradores buscan un espacio para entrar a vivir y, por ello, reformar espacios tan importantes como la cocina y el baño es una inversión que suele suponer éxito seguro, ya que son reformas largas y costosas que pueden aumentar el precio de la vivienda.. En este punto, es importante crear lienzos en blanco con estilos neutros que puedan gustar al mayor número de compradores posible, ya que eso aumentará la probabilidad de éxito.

Renueva el suelo y pinta: siguiendo en línea con las reformas, otra clave a la hora de vender un piso es pintar las paredes, ya que el uso y el día a día siempre provocan pequeños desperfectos y desgastes y una mano de pintura puede renovar totalmente un inmueble. A la hora de elegir el color, se recomienda usar tonos neutros y claros que aumentan la sensación de amplitud y de espacio y en cuanto a los suelos, se trata de una renovación un poco más complicada, pero, aún así, si está muy dañado es recomendable cambiarlo o restaurarlo, ya que puede ser un elemento decisivo para los compradores a la hora de comprar o no una vivienda.

Digitaliza el hogar: si la vivienda no necesita de reformas o renovaciones estéticas o funcionales, se pueden abordar reformas que supongan un beneficio extra para el comprador y que pueden marcar la diferencia: hablamos de la tecnología en el hogar. Puede parecer complicado de instalar, pero hay algunas que se puede hacer de forma muy sencilla como instalando bombillas inteligentes que se puedan controlar desde el smartphone, o de un termostato inteligente que ayude a regular la temperatura del hogar para ahorrar en la factura.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario