Home » Artículos » Cómo organizar tu despensa para maximizar el espacio
Home » Artículos » Cómo organizar tu despensa para maximizar el espacio

Cómo organizar tu despensa para maximizar el espacio

Cómo organizar tu despensa para maximizar el espacio

El Covid-19 ha cambiado nuestros hábitos de compra. Compramos más cantidad de productos . Esto implica que necesitamos más superficie
de almacenaje para nuestros alimentos y para ello nos va a ser muy útil reorganizar nuestra despensa.

En IKEA nos dan algunas ideas para conseguirlo.

Despensa – Cómo maximizar el espacio

LIBERAR ESPACIO

Para almacenar bien todos los productos comprados hay que hacer un ejercicio de racionalización y optimización de nuestra superficie de almacenaje.

Esto pasa por vaciar los espacios que tenemos ya destinados a despensa, limpiarlos, tirar lo caducado y ordenar bien lo que sí usamos y envasarlo adecuadamente para ocupar la menor superficie posible y tenerlo a mano.

Si después de este proceso nos sigue faltando espacio, igual podemos “conquistar” otras superficies de nuestra cocina por ejemplo un
armario o un cajón con menaje que utilizamos con poca frecuencia y cuyo contenido podemos reubicar (en un armario alto, por ejemplo).

En caso de que esto no sea suficiente para almacenar todo lo que hemos comprado, igual podemos “invadir” temporalmente otros territorios de la casa con elementos como carritos con ruedas o hacer ese mismo ejercicio
de reorganización en otros armarios de otras estancias para poder almacenar productos no perecederos como leche, zumos, etc.

ALIMENTOS NO PERECEDEROS

En el caso de los alimentos no perecederos como legumbres, pasta, arroz, azúcar, harina, etc., una manera de optimizar el espacio es almacenarlos
en botes transparentes de cristal o plástico .

Pueden ser botes especialmente diseñados para esta función, pero si en estos momentos no disponemos de ellos, igual podemos reutilizar
botes de vidrio de productos que ya hemos consumido quitándoles la etiqueta.

La ventaja de almacenarlo así, es que además de aprovechar mejor el espacio, nos permite ver la cantidad que queda y planificar mejor la
compra. Además, evitamos las molestas roturas de bolsas que ensucian los armarios.

Es importante poner más a mano los productos que utilicemos con más frecuencia y en los estantes superiores los que menos.

ORGANIZAR POR FUNCIONES

Una idea muy práctica para optimizar espacio de la despensa y tener los productos no perecederos a mano, es hacerlo por funciones.
Se trata de almacenar en una caja o cesta todo referido a una función o actividad, por ejemplo todo lo que utilizamos para el desayuno o
para el aperitivo, las salsas y condimentos que solemos utilizar para la comida o todo lo necesario para tomar un té o un café.

Eso nos permitirá, además de tenerlo ordenado, tenerlo accesible cuando lo necesitemos y guardarlo más fácilmente.

APROVECHAR ESPACIO EN ALTURA

Una manera de ganar espacio en los armarios es aprovechar la altura de cada balda a través de estantes adicionales que nos permiten guardar
productos a dos o más alturas. Duplicaremos nuestro espacio de almacenaje y tendremos todo más accesible.
Otra opción interesante para optimizar espacio son los estantes extra que podemos colgar desde una balda, por ejemplo, los estantes de rejillas.

CAJONES INTELIGENTES

Los cajones también pueden ser unos buenos aliados a la hora de almacenar productos no perecederos. Con botes y cajas aprovecharemos
toda su superficie y nos permitirán tener lo que necesitemos organizado y a mano.
Para botes de especias y latas pequeñas son perfectos los cajones estrechos que suelen estar en la parte superior de los muebles de cocina. Con complementos como los accesorios para especias aprovecharemos el espacio, los productos estarán perfectamente ordenados y
será un placer cocinar.
Para los cajones de más profundidad podemos utilizar botes y cajas que se adapten a su altura. Lo ideal es que sean botes con tapas transparentes para poder ver su contenido desde arriba.

CARROS: ESPACIO EXTRA Y FLEXIBLE

Si tenemos un carro en casa puede ser una solución de almacenaje extra que podemos utilizar como anexo temporal de nuestra despensa.
Además como tienen ruedas, los carros son fáciles de mover, lo que nos permite sacarlos cuando los necesitemos y guardarlos
cómodamente después.

ESTANTERÍAS MODULARES

Esta es una solución más ambiciosa, pero si le estamos dando vueltas desde hace tiempo a cómo mejorar nuestra despensa, puede ser la ocasión.
Las estanterías modulares de pared nos permiten hacer una despensa a nuestra medida para conseguir de una vez por todas tener todo en orden de forma holgada.

FRESCOS QUE VAN FUERA DE LA NEVERA

El exceso de aprovisionamiento que hemos hecho estos días puede originar que algunos alimentos puedan acabar en la basura. Por eso es importante saber cómo y dónde debemos guardarlos.

Las patatas y las cebollas se mantienen más frescas en un lugar oscuro, por lo que es mejor guardarlas en un armario. Podemos almacenarlas en cajas de madera forradas con papel de estraza. Por cierto, no hay que mezclarlas porque se estropearán antes.

Además, muchas frutas y verduras como el plátano, aguacates y tomates se conservan mejor fuera de la nevera. Una buena idea para que respiren y se conserven mejor son las cestas, cajones o carritos de rejillas.

NEVERA

• Vacía la nevera y límpiala bien con agua y jabón antes de empezar a ordenarla.
• Tira todo lo que esté caducado.
• Pon frutas, verduras carne y pescado en la parte inferior porque es la zona más fría y así se conservan mejor.
• Es mejor guardar las verduras en bolsas separadas o recipientes herméticos para que duren más ya que sueltan gas etileno que puede perjudicar a otras verduras.
• Los lácteos y los alimentos cocinados pueden ir en la parte superior de la nevera porque no necesitan tanta refrigeración.
• En la puerta pueden ir las salsas, las bebidas, huevos, mantequilla, etc .
• Guarda todos los alimentos en botes o tapers herméticos para evitar la
contaminación cruzada.
• Si no estás seguro de que vayas a consumir algo congélalo para hacerlo más adelante y evitar desperdiciarlo. Hazlo por raciones y pon la fecha de congelación en una etiqueta.

Los españoles hemos llenado las neveras estos días, pero ¿optimizamos su espacio?

¿guardamos correctamente los alimentos?

Aquí te damos algunas pautas de cómo hacerlo:

  • Botes con tapa de cristal: perfectos para galletas o snacks.
  • Botes de vidrio con cierre hermético de metal: perfectos para alimentos secos, salsas o mermeladas. Conservan los alimentos con todo su aroma durante más tiempo. Si tienen la tapa transparente son perfectos para poder ver su contenido desde arriba en cajones.
  • Tápers con tapa hermética: su cierre hermético hace que sean perfectos para conservar los alimentos en la nevera. También sirven de fuente de horno y se servir.
  • Botes con tapa dosificadora: nos permite servirnos directamente los alimentos secos como los cereales. Como son transparentes podemos controlar la cantidad disponible.
  • Bolsas con cierre: una excelente solución para congelar alimentos.
  • Los envases para almacenar son una herramienta clave para mantener bien organizada nuestra despensa. Además, nos permitirán mantener bien conservados nuestros alimentos y evitar que desperdiciemos comida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

También te puede interesar…

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish