Cómo preparar infusiones de vegetales.

infusión de vegetales

Con la bajada de las temperaturas y los días nublados y lluviosos, en otoño apetece más que nunca tomar bebidas calientes que ayuden a combatir el frío. En este sentido, los tés rojos y verdes, o las infusiones, como el poleo menta y la manzanilla, son alternativas muy conocidas para sobre llevar mejor las bajas temperaturas. Pero existen otro tipo de infusiones a base de vegetales que no solo ayudan a seguir una dieta saludable, sino que, combinados con otros ingredientes, se convierten en la bebida estrella para disfrutar de una tarde calentita en casa.

Los brotes y otras variedades vegetales se pueden consumir de cualquier forma, cocinados o crudos, pero también es posible disfrutar de todos sus beneficios en forma de infusión. De hecho, uno de los beneficios de ingerir los vegetales hervidos es que mejora su digestión. Por ello, desde Florette, comparten recetas de infusiones con vegetales que son sorprendentes y deliciosas y contribuyen a mejorar el estado de ánimo al tiempo que ayudan a cuidar el organismo:

Infusión de espinaca, menta y cítricos.

Esta infusión aporta energía y vitalidad gracias a las propiedades de la espinaca, uno de los brotes preferidos por los españoles según datos de la II edición del informe ‘Comer Bien Para Ser Feliz’. Esta variedad vegetal, tiene un alto contenido en vitamina B9 o ácido fólico, que ayuda a la regulación de la serotonina, una de las hormonas implicadas en la felicidad y el bienestar. Asimismo, la vitamina C, presente en la espinaca y los cítricos, contribuye a reforzar el sistema inmunitario y mejorar el rendimiento físico. Además, el sabor ligeramente ácido de la espinaca se ve potenciado con los cítricos y marida a la perfección con la menta, que aporta ese toque de frescura en contraste con la temperatura caliente de la bebida. ¡Toma nota! Los ingredientes son: brotes de espinaca, té verde, naranja y lima o limón.

Infusión de rúcula, romero, mango y jengibre.

Esta combinación de ingredientes ayuda con la concentración y el rendimiento cognitivo. La rúcula es una variedad vegetal muy rica en vitamina C, aunque también aporta luteína, un tipo de vitamina A que se encarga de dar pigmento a los alimentos, y magnesio. Este último es un mineral ayuda a aumentar la producción de serotonina, que hará optimizar el estado de ánimo y el rendimiento mental. Además, el jengibre es una raíz utilizada en todo el mundo para ayudar a reforzar el sistema inmune, por lo que es ideal tomarlo en el invierno. Del mismo modo, tanto el jengibre como el romero son los dos ingredientes estrella de esta infusión para la memoria y la mejora de la digestión.

Infusión de escarola, menta y canela.

Mezclada con un poco de miel, es ideal para inducir al sueño y la relajación. Aunque para la mayoría, el hecho de tomar una taza caliente antes de ir a dormir ya es relajante, algunas infusiones son más eficaces que otras. En este caso, la escarola tiene un alto contenido de luteína, vitamina que influye en la reducción del cortisol, la hormona que genera el estrés. Además, menta y la canela son el complemento perfecto para mejorar la digestión.

El modo de preparación de estas infusiones es de lo más sencillo:

Hierve los ingredientes en agua
Deja reposar 5/10 min
Cuela la bebida
Para terminar, endulza al gusto y ¡disfruta!
“Para tener una buena calidad de vida es importante cuidarse y llevar un estilo de vida saludable. Una dieta rica en vegetales frescos mejora nuestra alimentación y nuestro sistema inmune. Por eso, en invierno podemos reinventar la manera de introducir estos alimentos en la dieta a través de infusiones calientes, que además nos ayuden a mantener el calor corporal. Es importante conocer los beneficios que nos aportan las variedades vegetales, gracias a sus propiedades como la luteína, la vitamina C o las vitaminas B”, concluye Miren Aierbe, asesora culinaria de Florette.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario