Home » Artículos » Consejos para la correcta esterilización de los biberones del bebé
Home » Artículos » Consejos para la correcta esterilización de los biberones del bebé

Consejos para la correcta esterilización de los biberones del bebé

7 sencillos pasos para saber cómo esterilizar el biberón correctamente

La esterilización de los utensilios de alimentación del bebé y el lavado a fondo de las manos antes de preparar la comida para el bebé ayudará a protegerlo y a prevenir infecciones. Los esterilizadores de Philips Avent eliminan hasta el 99,9% de los gérmenes dañinos, sin usar agente químico alguno.

Philips Avent, marca número uno en recomendación por las madres y dedicada al cuidado de la madre y el bebé cuenta con una amplia gama de esterilizadores para garantizar la seguridad e higiene en la alimentación de los más pequeños.

Mantener una correcta limpieza en todo el entorno de casa donde se mueve el bebé es algo fundamental para minimizar su exposición a gérmenes, virus y bacterias, una amenaza invisible a la que debemos poner barreras dentro de nuestras posibilidades.

Lavar toda la ropa del bebé antes de su uso y a una temperatura elevada, tener limpios los suelos de la casa y aquellos rincones por donde el bebé puede moverse o gatear, no utilizar calzado de la calle en casa o lavarnos correcta y recurrentemente las manos son pequeñas acciones que nos ayudarán a mantener un entorno saludable sobre todo para los más pequeños de la casa. Pero estas acciones no son suficientes si queremos tener una tranquilidad completa, también debemos esterilizar los chupetes, biberones, tetinas, mordedores y utensilios que utilizamos para cuidar y alimentar al bebé. En definitiva, todo lo que se llevan a la boca debe pasar un proceso de esterilización que limpie bien los objetos y evite problemas como diarreas, molestias intestinales u otro tipo de enfermedades infecciosas.

Es importante tener en cuenta que las bacterias dañinas se pueden transferir desde las manos o los restos de leche del biberón, por lo que un lavado a fondo de las manos y de los utensilios de alimentación del bebé ayudará a reducir este riesgo, pero la esterilización garantizará que se elimina cualquier bacteria que haya podido permanecer.

Cuando son recién nacidos, lo bebés todavía tienen el sistema inmunitario inmaduro y no tienen puestas ni siquiera las primeras vacunas, por lo que hay que tener bastante cuidado con todo lo que se llevan a la boca, por lo que esterilizar se convierte en clave.

Esterilizadores, el mayor enemigo de los gérmenes

Philips Avent, marca número uno en recomendación de madres en todo el mundo, cuenta con una amplia gama de esterilizadores a vapor, eléctricos o para microondas, para ofrecerte la tranquilidad de saber que le estás dando a tu bebé lo mejor.

La ventaja de los esterilizadores es su comodidad, seguridad y rapidez. Si estás dando biberones a tu bebé y ves cómo éstos se acumulan en el fregadero sin limpiar, un esterilizador te podrá ser muy útil.

Los esterilizadores modulables de Philips Avent eliminan el 99,9% de gérmenes dañinos sin usar agentes químicos de ningún tipo y en tan solo 6 minutos. Además, el contenido se conserva esterilizado hasta 24 horas después, si no se abre la tapa del esterilizador. El diseño modular exclusivo del esterilizador le permite adaptarlo a los diferentes tamaños biberones y otros utensilios para organizarlos fácilmente. En su tamaño más grande, este esterilizador tiene cabida hasta para seis biberones de 330 ml. de una sola vez.

Dentro de la gama de productos de esterilización con los que cuenta Philips Avent, también destaca el esterilizador para microondas. Este producto compacto se puede introducir en el microondas y en tan solo dos minutos te ofrecerá una limpieza a fondo de hasta 4 biberones, reduciendo igualmente hasta el 99,9% de gérmenes dañinos, sin usar agente químico alguno.

También, para los días fuera de casa, Philips Avent ofrece las bolsas esterilizadoras para microondas. Una solución perfecta y fácil de transportar, que te ofrecerá la tranquilidad de poder esterilizar de manera cómoda y rápida los utensilios del más pequeño.

7 sencillos pasos para saber cómo esterilizar el biberón correctamente

Esterilizar un biberón o cualquier otro producto necesario para la alimentación del bebé es muy sencillo y efectivo. Philips Avent propone estos siete sencillos pasos para garantizar que el proceso se ha realizado correctamente y cuánto tiempo pueden llegar a conservarse estos enseres.

  1. Lávate bien las manos antes de comenzar
  2. Vacía el contenido que quede dentro del biberón, como restos de leche materna.
  3. Desmonta el biberón tras su uso, en todas las piezas que tenga, separando la tetina del vaso.
  4. Limpia bien con agua y jabón todos los elementos del biberón, idealmente con una escobilla específica para limpiar biberones, que te permitirá llegar a todas sus partes y eliminarán definitivamente cualquier resto de leche tanto del vaso como de la tetina. Este proceso debes hacerlo siempre después del uso de cada biberón.
  5. Deja secar el biberón en una superficie limpia, donde pueda escurrir.
  6. Una vez al día esteriliza todos los biberones que hayas utilizado. Introdúcelos limpios, junto con otros objetos del bebé, como sus chupetes, mordedores, piezas del extractor de leche, etc. en el esterilizador. Según el modelo de esterilizador que uses, tardará entre 2 y 6 minutos en realizar el ciclo completo.
  7. Si utilizas un esterilizador a vapor de Philips Avent, el contenido se conservará esterilizado hasta 24 horas después, si no se abre la tapa del esterilizador

Una vez realizados estos pasos, podrás contar con la tranquilidad de ofrecerle al tu bebé un entorno más saludable para su correcto desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

También te puede interesar…

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish