Home » Artículos » Consejos para un baño funcional y acogedor
Home » Artículos » Consejos para un baño funcional y acogedor

Consejos para un baño funcional y acogedor

Claves para mejorar el baño

El baño es una estancia un poco particular, suele ser la más pequeña de la casa, pero también una de las más transitadas.
Por eso es importante contar con soluciones inteligentes que permitan que ese tráfico sea fluido y que todo el mundo pueda acceder fácilmente a lo que necesita, al tiempo que el espacio se mantiene ordenado.
Merece la pena dedicarle atención a este espacio de la casa para que
responda mejor a nuestras necesidades y sea más confortable. Seguro que después lo agradeceremos en nuestro día a día.

Pautas para un Baños Funcional y acogedor.

Estos son algunos consejos de los interioristas de Ikea

Clasificación y ordén

El primer paso para tener un baño ordenado y funcional es hacer una revisión de todos los productos que almacenamos en él.
Para ello, lo mejor es sacar todo lo que tenemos almacenado en cajones, estantes o armarios y clasificar los productos en tres categorías: los
que utilizamos todos los días, ocasionalmente y nunca.
Lo que no utilizamos nunca nos está quitando un espacio valiosísimo y es el momento de deshacernos de ello. Es hora de que muestras, cremas, pintalabios o colonias que no usamos, desaparezcan de nuestras vidas. Esto nos permitirá ganar mucho espacio.
Después, tendremos que colocar lo que utilizamos cada día en las zonas de más fácil acceso para que esté a mano, y lo que utilizamos ocasionalmente, en otras zonas del baño con menor accesibilidad.
Por último, hay otra categoría que son los productos que tenemos en stock para cuando se agoten los que estamos usando (geles, papel higiénico, cremas, etc.) y que podremos también guardar en zonas menos accesibles y con mayor capacidad de almacenaje.

Organizar por función

Una manera muy útil de organizar los productos del baño es hacerlo por función. Y esto es aplicable tanto para los productos que utilizamos a diario como los que utilizamos ocasionalmente.
De esa manera, nos será fácil localizarlos y guardarlos de nuevo para la siguiente vez, permitiéndonos además mantener el orden.
Cestas, cajas o neceseres son perfectos para esta organización.
Por ejemplo, podemos agrupar los productos que usamos a diario en categorías como cuidado diario del rostro, de la boca, del cuerpo,
afeitado, maquillaje, higiene femenina, etc.
Los productos que usamos ocasionalmente suelen ser tratamientos faciales, capilares, manicura, pedicura, depilación, exfoliación, tinte, etc.
Otra categoría son los productos de ducha para cuerpo y pelo que tendrán que ser cómodamente accesibles dentro de esta zona.

Baños compartidos: Juntos pero no revueltos

En un baño compartido hay productos de uso común, pero también hay productos de uso exclusivo. Te damos algunas ideas para organizar éstos últimos y que cada miembro de la familia tenga sus productos almacenados
de forma separada:

Estantes o cajones asignados a cada miembro de la familia.

Neceseres individuales con un lugar definido para dejarlos.

Vasos de cepillos de dientes separados. En tiempos de covid esto es importante además por un tema de higiene.

Toallas por colores para asegurarnos de que solo las usa su dueño. Otra idea es bordar una inicial en cada toalla.

Si falta espacio, un carrito puede ser una buena idea para que cada uno tenga almacenadas en cada estante sus cosas.

Compromiso por parte de todos de recoger tanto productos comunes como propios y dejarlos en su sitio cuando acaben de usarlos.

Espacio extra de almacenaje

Seguro que tu baño tiene más capacidad de almacenaje de lo que imaginas. Algunas de estas soluciones te ayudarán a conquistarlo:

Armarios de espejo: ¿Te has planteado sustituir tu espejo por un armario de espejo? Tendrá la misma función, pero te permitirá tener un
espacio extra de almacenaje.

Baldas: son una solución muy práctica y sencilla que te permite aprovechar cualquier superficie de pared y convertirla en espacio de almacenaje.

Armarios: los hay de diferentes dimensiones, de media altura y hasta el suelo, si tienes una pared despejada son la solución ideal para ganar
espacio de almacenaje.

Cajones: son una solución perfecta para ganar espacio y tener todo organizado y a mano.

Muebles con estantes: hay muchos tipos, desde estantes en la pared hasta muebles exentos, son una solución estética y muy práctica.

Estanterías de esquina: es una solución muy sencilla y práctica para debajo del lavabo y para aprovechar esquinas del baño.

Carritos: Te permiten optimizar el espacio y como tienen ruedas son fáciles de mover.

Aprovecha cada centímetro.

Si tu baño tiene poco espacio, hay varias alternativas que te pueden ayudar a ganar centímetros extra:

Analiza por un momento el espacio que tienes sobre el inodoro, por lo general no está aprovechado y unas simples baldas o un mueble de pared estrecho pueden ser una solución muy inteligente para ganar espacio de
almacenaje. – Aprovecha el hueco que queda sobre la puerta para montar unas baldas y guardar los productos de más volumen como las toallas o el
papel higiénico. – Coloca en la puerta un colgador, es una buena solución para albornoces o toallas. – Coloca una segunda barra de cortina de
ducha para otros elementos como toallas, cepillos, etc. Puedes utilizar ganchos para que sea más fácil.

A la altura de los más pequeños.

Los baños no están diseñados para la altura de los niños, pero hay algunas soluciones que pueden ayudarte a hacerles el baño más accesible y fácil de recoger :

Un taburete es un accesorio sencillo para que los niños ganen altura y puedan llegar cómodamente al lavabo o al espejo.

Las soluciones con ventosa permiten ajustar la altura y la posición de rieles y ganchos a medida que tus hijos crezcan. De esta forma, hasta los más pequeños pueden tener a su alcance su cepillo de dientes, su peine, etc. Y disfrutan aprendiendo las rutinas de baño imitando a sus padres y hermanos. – Con ganchos de colores, les ayudas a identificar sus cosas con el color y así les es más fácil ordenar y recoger.

Un espacio acogedor

Incluso los baños más pequeños pueden convertirse en un espacio agradable y acogedor. Con algunos pequeños detalles puedes conseguirlo: – Puedes incluir un altavoz bluetooth para disfrutar de la música mientras te duchas, aplicas algún tratamiento de belleza o te arreglas.

Unas velas, además de darle un toque decorativo y aroma al baño, pueden crear una atmósfera especial perfecta para relajarte un rato.

Si tienes la suerte de contar con un a baño con luz natural aprovecha para poner alguna planta. La humedad del baño y la luz natural son perfectos para su cuidado y añaden frescura al ambiente.

Los elementos decorativos como cuadros o fotos te permiten personalizar el baño y pueden darle un toque muy acogedor.

Si tienes niños un rincón bonito con cuentos y juguetes puede ser práctico y decorativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

También te puede interesar…

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish