Cuidados y mantenimiento para los suelos de mármol.

Cuidados y mantenimiento para los suelos de mármol.

El mármol es un material noble, macizo, liso y brillante que se utiliza a menudo en arquitectura y en suelos de empresas

De hecho, confiere un brillo innegable a todas las superficies que recubre y se asocia generalmente con el prestigio.

Sin embargo, bajo los aspectos resistentes, esta piedra natural se considera frágil y vulnerable al desgaste del tiempo. Por ello, se requiere cuidados regulares y un mantenimiento específico para preservar su belleza orgánica durante muchos años.

Entonces, ¿cómo pulir, mantener y renovar el mármol? ¿Qué productos y métodos de mantenimiento deben utilizarse?

En este artículo, empresas especializadas en pulido de mármol Madrid, explica algunos consejos sobre el mantenimiento d suelo de mármol.

¿Cómo se limpian los suelos de mármol?

El mármol es una piedra muy resistente que se utiliza con frecuencia para el revestimiento de suelos en oficinas y comercios. Está compuesto de calcita y suele presentarse en varios colores (blanco, negro, azul, etc.)

Existen varios métodos para limpiar los suelos de mármol. Sin embargo, se recomienda encarecidamente recurrir a una empresa de limpieza especializada, ya que los limpiadores experimentados disponen del material y los productos necesarios para eliminar todos los rastros de los suelos de mármol, mantenerlos bien y hacer que brillen.

Para este tipo de limpieza profesional, se recomienda utilizar productos como:

  • Limpiador de mármol para hacer brillar el suelo
  • Piedra de arcilla
  • Bicarbonato sódico
  • Jabón en escamas
  • Jabón negro
  • Cristales de sosa.

Precauciones diarias para preservar el estado del suelo de mármol:

  • Evitar colocar objetos afilados directamente sobre el suelo de mármol para protegerlo de arañazos
  • Colocar almohadillas debajo de las patas de los muebles, mesas y sillas que descansan directamente sobre el suelo de mármol
  • Hay que tener cuidado en el mantenimiento de los suelos de mármol
  • Evitar el uso de productos agresivos para no dañar el mármol
  • Mantener los suelos con productos adaptados al tipo de mármol, etc.

¿Cómo se protegen los suelos de mármol?

Los suelos de mármol deben protegerse no sólo de la suciedad y del ácido que contienen los productos de limpieza, sino también de la grasa y, en general, del calor y el frío (temperatura).

Para preservarlos de forma duradera de las agresiones externas, se recomienda encarecidamente recurrir a una empresa de pulido de mármol capaz de realizar un tratamiento básico que no altere la belleza original del mármol y no impida “que respire”.

Estos tratamientos incluyen:

Protección por impermeabilización

Este tipo de protección se recomienda para zonas de mucho tráfico. Se trata de un protector anti manchas que crea una película invisible que actúa como barrera contra líquidos, grasas y suciedad.

Protección por impregnación del mármol

Se trata de un proceso que, gracias a productos impregnantes, inhibe el poder de absorción del mármol e impide así que la grasa y la suciedad penetren en profundidad, con el fin de garantizar un acabado perfecto.

Protección con cera para mármol

Se trata de una protección que nutre y protege el mármol contra el polvo y la suciedad, haciendo que la superficie brille.

¿En qué consiste la renovación del suelo de mármol?

Cuando el suelo de mármol está muy deslucido, demasiado deteriorado o ha perdido su color, es necesario plantearse su renovación para dar un aspecto más estético y devolver su brillo natural. La técnica de renovación del mármol más utilizada es la cristalización.

Se trata de un tratamiento que hace brillar el mármol y resalta las cualidades naturales y su estética. Esta técnica garantiza varias ventajas a la superficie tratada, tales como:

  • Mejora de las propiedades antideslizantes y antiincrustantes
  • Facilidad de mantenimiento posterior
  • Relleno de poros
  • Eliminación de manchas negras
  • Aumento de la dureza del mármol.

De hecho, la cristalización del mármol implica varias operaciones que se llevan a cabo con una máquina de pulido de mármol. Estas operaciones incluyen:

  • Lijado o pulido del mármol. Se trata de una operación que se realiza en función del nivel de desgaste del mármol. Tiene por objeto eliminar los arañazos y otras asperezas del suelo, utilizando un abrasivo para obtener una superficie lisa y uniforme. En caso de desconchones o grietas, es muy importante utilizar una masilla para mármol para repararlo y restaurarlo. Cuando las manchas son menos incrustadas o los arañazos menos profundos, basta con un pulido mecánico.
  • Tratamiento de cristalización. La cristalización es un proceso químico que utiliza un renovador de mármol especial para resaltar el brillo natural del mármol.

Existen dos tipos de productos cristalizadores: en polvo y líquido para el método de pulverización.

La técnica consiste en aplicar el producto cristalizador sobre el suelo limpio y seco y utilizar una máquina de limpieza adecuada, como un cepillo sencillo con un disco de diamante especial para mármol.

Pulido

Se trata de la última operación de acabado cuyo objetivo es recuperar todo el brillo del mármol, permitiendo que la superficie tratada refracte la luz solar.

La frecuencia y aplicación de la renovación del suelo de mármol varía en función de la naturaleza de la piedra y del tráfico. Por tanto, su eficacia puede variar de 1 mes a 1 año.

Entre los equipos y máquinas de limpieza a utilizar para la renovación del mármol por cristalización, se encuentra:

  • Una estera antipolvo o paños absorbentes
  • Una máquina monocepillo pesada y de baja velocidad
  • Un disco beige o blanco, un disco rojo y negro
  • Suficientes discos o rodillos de lana de acero fina, media o pesada (de un solo uso) u otros discos especiales (bronce, plata, acero inoxidable)
  • Un pulverizador de agua
  • Bolsas de basura
  • Paños, etc.

Este equipo requiere el uso de productos adaptados a los suelos de mármol, como productos cristalizadores y productos decapantes. Además, hay que tomar muchas precauciones para garantizar la seguridad de las personas y el mantenimiento del equipo:

  • Utilizar guantes cuando se utilicen productos cristalizantes
  • Evitar el contacto de los productos con metales y termoplásticos
  • Aclarar con abundante agua todos los accesorios que hayan recibido productos ácidos o alcalinos, etc.

Dada la complejidad del mantenimiento y renovación de los suelos de mármol, se recomienda encarecidamente confiarlos a una empresa de limpieza especializada, que podrá determinar las necesidades del mármol y movilizará a agentes de mantenimiento experimentados con materiales y productos adaptados a la naturaleza del mármol y a sus necesidades.

Alta Boletín Casa Actual
Suscríbete a nuestra newsletter de contenidos y recibe información actualizada.
icon

Entradas relacionadas