Decálogo para los cuidados del Acné Adulto.

Decálogo para los cuidados del Acné Adulto

El acné adulto es fisiopatológicamente diferente al acné adolescente. Suele estar relacionado con las hormonas femeninas en el caso de las mujeres, y en los hombres es causado por el tipo sebo que produce su piel

El Dr. J. Ramón Ferreres, Dermatólogo de la Clínica de la Dra. Mercè Campoy ha desarrollado una Decálogo especial para la prevención y el tratamiento del Acné Adulto, una de las principales consultas dermatológicas de los últimos tiempos

El acné se ha convertido en una de las principales causas de consulta dermatológica. El uso obligatorio de la mascarilla, el estrés del día a día, etc. han hecho que se incremente este tipo de consultas, pero no solo entre los adolescentes, si no también entre los adultos. Es el conocido como Acné Adulto que afecta a hombres y mujeres a partir de los 20 años y cuyas características y tratamiento son totalmente diferentes a las del acné adolescente.

El Dr. J. Ramón Ferreres, dermatólogo de la Clínica de la Dra. Mercè Campoy nos explica qué podemos hacer para la prevención y el tratamiento de esta patología a través de un Decálogo para los cuidados del Acné Adulto.

Decálogo para los cuidados del Acné Adulto

  1. Los granitos nunca deben “reventarse”. Aunque muchas veces se tienen tentaciones de “reventar” un grano o punto negro, hay que tener en cuenta que se diseminan las bacterias y en consecuencia la piel se infecta y se forman las antiestéticas cicatrices.
  2. Como el acné adulto está relacionado principalmente con las hormonas, es importante buscar un correcto equilibrio hormonal a través de una prescripción médica personalizada.
  3. En este tipo de pieles es muy importante la limpieza de la piel. Es básico mantener la piel muy limpia, lavándola mañana y noche, con un producto jabonoso específico, evitando aquellos limpiadores en aceite u óleos.
  4. El pelo es un elemento que también influye en el acné. Mantener el pelo y cuero cabelludo limpios e intentar mantener el cabello retirado del rostro es importante ya que cualquier aceite o grasa que entre en contacto con la piel y tapone las glándulas sebáceas sobrecargadas, hiperactivas o que provoque una excesiva producción de sebo, agravará el acné.
  5. Hay que evitar los cuidados cosméticos, hidratantes y maquillajes grasos. Se aconseja utilizar fórmulas específicas, personalizadas para cada tipo de piel y prescritas por especialistas.
  6. Incluir en la rutina de belleza algún tipo de retinol, previa prescripción médica.
  7. Una buena hidratación es imprescindible.
  8. La dieta que seguimos influye de forma directa en el estado de nuestra piel. Por ello, hay que seguir una buena nutrición con una dieta sana y equilibrada rica en fibra, frutas, verduras, pescado, legumbres,… y evitar los alimentos procesados y de alto contenido en grasas saturadas y azúcar. Los expertos recomiendan evitar o moderar el consumo de chocolate, azúcar, alimentos fritos, alimentos oleosos, sales yodadas, productos lácteos y mariscos ya que estimulan las glándulas sebáceas y pueden hacerse aún más hiperproductivas.
  9. La tensión emocional y el estrés puede agravar el acné. Por ello, se recomienda evitar el estrés y los trastornos emocionales, buscando momentos diarios para uno mismo, en los que relajarse y desconectar.
  10. Acudir al dermatólogo para que pueda indicar las pautas específicas para cada tipo de piel. Los tratamientos para el acné adulto van desde tratamientos tópicos (como el retinol) a tratamientos orales (como la isotretinoina) o anticonceptivos orales antiandrogénicos .

Diferencias entre el Acné Adulto y el Acné Adolescente

El acné adulto es fisiopatológicamente diferente al acné adolescente. Como nos explica el Dr. J.R. Ferreres “el acné del adulto, especialmente el de la mujer adulta, está relacionado con el ciclo hormonal femenino menstrual. En los hombres este tipo de acné es causado por el tipo de sebo que produce su piel, una piel rica en glándulas sebáceas con un sebo más denso”.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario