Desmontando mitos en interiorismo. Alfombras y mascotas son compatibles.

ALFOMBRAS Y MASCOTAS, AMIGOS PARA SIEMPRE Desmontando mitos en interiorismo

En Tinda’s Project no renuncian al potencial que tiene una alfombra en el interiorismo de una estancia por el simple hecho de que entre los habitantes de la casa también haya mascotas. Se trata de buscar y saber elegir aquel tejido que sea lavable y aspirable sin que por ello tener que renunciar a un diseño atractivo y unos acabados de calidad.

A la pregunta de si tener un perro o un gato es compatible con presumir de alfombra bonita y buena en casa, Eva Mesa, co-fundadora del estudio de interiorismo Tinda’s Project, lo tiene claro: “Por supuesto, ya que hay materiales y tejidos perfectamente adecuados que garantizan la convivencia”. La clave está en la búsqueda del producto textil idóneo, en este caso, que se pueda lavar y aspirar, “porque alfombras con estas características las hay, y no son menos estéticas por eso, al
contrario de lo que se pueda pensar también”, añade la interiorista.

Existe la falsa creencia de que si tienes alfombras en casa, has de tener un sobre cuidado con los pelos del animal, con las posibles manchas de diversa naturaleza que pueda generar o con el hecho de que le guste rascarla. Es por ello que muchas
personas directamente prefieren prescindir de este elemento textil que, no dejando de ser un accesorio, tiene un papel muy importante en los espacios, tanto a efectos estéticos como funcionales.

Eva Mesa entiende que es una cuestión de desconocimiento por parte del usuario, por eso recomienda “tener vista en el tipo de alfombra que se va a poner y, sobre todo, informarse bien previamente y asegurarse que se pueda lavar y aspirar”. Y añade que
“lo suyo es que, además, pueda hacerse cómodamente en casa, aunque por las dimensiones de la alfombra es posible que no entre en la lavadora”.

Las alfombras de todos los proyectos de Tinda’s Project cumplen indiscutiblemente los requisitos de compatibilidad con cualquier mascota, “y ya no solo por ellos, sino porque al final buscas la máxima practicidad en el día a día, con piezas y accesorios que te hagan la vida más fácil”, opina la co-fundadora del estudio. Y en este sentido incluye a otros elementos textiles, como pueden ser las tapicerías, y también otros usuarios como son los niños, tan susceptibles de provocar imprevistos del tipo manchas, pisadas, etc.

En el estudio trabajan con proveedores de alfombras cuya composición está pensada ‘ex profeso’ para esta finalidad, como puede ser el polipropileno y la poliamida, aunque Eva Mesa reconoce que “todavía son pocos los fabricantes que se plantean la validez si hay animales, pero estoy segura que esto irá cambiando”.

Y pensando ya en el buen tiempo, los ambientes al aire libre también pueden presumir del buen gusto de incluir una alfombra para vestir los suelos, “con la ventaja añadida que, estos textiles pensados para exteriores, son todos compatibles con las mascotas, ya que se pueden mojar y limpiar directamente con la manguera”. En este sentido, un seguro y buen argumento en la elección de una alfombra es optar por un modelo que sea tanto para interior como para exterior

Entradas relacionadas

Deja tu comentario