Dime cómo es tu casa, y te diré qué color necesita

Dime cómo es tu casa y te diré qué color necesita

Cuando es momento de decidir de qué color pintar nuestro hogar, la amplia oferta de tonalidades puede resultar abrumadora. Y aunque a veces lo tenemos muy claro, en ocasiones es difícil saber por dónde tirar. ¿Es el blanco una apuesta demasiado segura? ¿Escoger un color más vibrante es quizás arriesgarse demasiado?

Es por ello que CIN Valentine, te da algunos consejos para dar con el color que más le favorece a tu casa. Primero de todo es importante tener en cuenta que el color es un elemento decorativo que ofrece la posibilidad de definir la personalidad del hogar. Este también contribuirá a crear, transformar y renovar ambientes, a separar espacios y a potenciar el estilo decorativo de cada estancia. ¿Qué es realmente lo que queremos conseguir?

En el caso de que las estancias sean pequeñas, sin duda, el blanco es el color por excelencia para ampliarlas visualmente. Aun así, no es la única opción: grises, beiges o vainillas son igual de válidos. Puedes encontrar varias opciones en la colección Neutral Revelation del catálogo de Tendencias de la firma. También naranjas como #E720 Turmeric o malvas como #E395 Orquídea ayudarán a proyectar la luz (y, por ende, a agrandar el espacio).

Los tonos oscuros, utilizados correctamente, pueden dar con el efecto visual que se busca: en una sola pared ayudan a crear sensación de profundidad. También los tonos fríos como azules o verdes pueden conseguir ese mismo efecto. El catálogo de Interiores está repleto de opciones, divididas por gamas cromáticas, para que sea más sencillo encontrar lo que buscas.

También es muy importante tener en cuenta el tipo de luz y la orientación de nuestra casa, pues la percepción del color en el espacio se verá modificada. No es lo mismo ver una habitación iluminada por una luz cálida-amarilla (con la que, si usamos colores cálidos, aún se verán más potenciados), que por una más fría-azul.

Hacia el norte se recibe menos luz solar directa, ideal para jugar con colores claros cálidos como #1850 Centeno. Los colores más atrevidos deben reservarse para las habitaciones con más sol, como las orientadas al sur. En el caso de recibir mucha luz por la tarde, es importante contrarrestar la calidez con el uso de tonos más fríos como azules o lilas.

Y si ya nos alejamos de los ‘tecnicismos’ de nuestro hogar, también es muy importante fijarnos en el estilo que queremos que predomine en él, pues cada estilo destaca por algunas tonalidades concretas.

¿Será la decoración minimalista? Debemos apostar entonces por los neutros, sobre todo el blanco y el gris en sus tonalidades más frías como Blanco Camelia #D784. Estos colores son un gran aliado a la hora de decorar. Si se combinan correctamente con tonos pasteles o colores muy vivos e intensos, el resultado puede ser ambientes más tropicales, étnicos, nórdicos o vintage.

Los azules y verdes son, sin duda, para los amantes de la naturaleza. Con azules como #E249 Azul Mediterráneo o #E261 Azul Campestre se conseguirán hogares muy mediterráneos, en los que prácticamente podrás sentir el olor del mar. Además, cualquier tonalidad de la colección Green Revelation de CIN Valentine hará que disfrutes de un bosque en tu hogar.

Si tu estilo es más bien industrial, los tonos cálidos como amarillos y naranjas, combinados con colores más oscuros como Characoal #E734 serán tu mejor opción.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario