Dime qué arruga tienes y te diré que tratamiento necesitas

Mapa de Arrugas

Inmaculada Canterla explica los diferentes tipos de arrugas faciales que existen, en función de cuál sea su origen, y qué tratamiento es el más indicado para tratar cada una

El rostro es el reflejo de las emociones, los pensamientos, las experiencias, el estilo de vida,… y todo ello se muestra a través de los diferentes signos de la piel, el principal: las arrugas.

“Existen diferentes tipologías de arrugas, dependiendo de cuál sea su origen de formación. Según este parámetro podemos dividirlas en: arrugas de expresión, arrugas de fotoenvejecimiento, arrugas de deshidratación, arrugas de descolgamiento y arrugas posturales.” explica Inmaculada Canterla, Directora de Cosmeceutical Center, cada tipología de arruga necesita de un abordaje específico para su tratamiento.”

Tipos de arrugas faciales y sus respectivos tratamientos

Arrugas de expresión

Las líneas de expresión son aquellas líneas que se producen al gesticular y aparecen frecuentemente en el tercio superior del rostro (entrecejo, frente, patas de gallo, las bunny lines o líneas que aparecen en la parte superior de la nariz cuando sonreímos,…)

¿Cuál es el tratamiento ideal para tratar las arrugas de expresión?

El tratamiento de elección más demandado y efectivo para este tipo de arrugas es la toxina botulínica. El conocido bótox actúa sobre el músculo haciendo que este pierda su fuerza y con ello que el rostro se muestre más relajado y sus líneas más atenuadas.

Otra opción de tratamiento es el Hydrostrech, un protocolo que suele realizarse en aquellas pacientes que no quieren tratarse con toxina botulínica. El objetivo de esta técnica es hidratar la piel y rellenar las pequeñas arrugas de expresión.

Si nos referimos al tratamiento tópico, los activos más indicados para difuminar las arrugas dinámicas son los complejos multi-péptidos: Péptido Matrixyl, Péptido Argirelox, etc. Pero hay que apuntar que el tratamiento tópico por sí solo, no es la mejor elección para las arrugas dinámicas o fracturas epiteliales.

Arrugas de deshidratación

La piel deshidratada no es un tipo de piel sino un estado de la piel, por lo que cualquier piel, incluso las más grasas pueden sufrir deshidratación en cualquier momento. La deshidratación tampoco está asociada a la edad, y podemos encontrarnos con arrugas por sequedad a los 20 años. Normalmente las arrugas por deshidratación son arrugas
más finas y pequeñas, que suelen aparecer en mejillas como consecuencia del daño superficial de la piel.

“La deshidratación de la piel puede estar causada por una agresión medioambiental (frío, calor, viento, aire acondicionado…), por estrés (que hace que la capa córnea se debilite), por productos irritantes, a causa del maquillaje, por la contaminación, el humo del tabaco y la exposición al sol, por fármacos (retionides, diuréticos…) o como
consecuencia de procesos naturales asociados a la edad” explica Inmaculada Canterla, farmacéutica experta en dermocosmética, antiaging y nutrición, “La piel al sufrir deshidratación, está más tirante y menos flexible, y en consecuencia se marcan más las arrugas y las líneas de expresión” aclara.

¿Cuál es el tratamiento ideal para tratar las arrugas de deshidratación?

En este tipo de arrugas, y al contrario de las arrugas de expresión, un tratamiento tópico cosmético diario suele ser suficiente para resolver el problema. Con productos que restablezcan la función del Factor de Hidratación Natural (FNH), sustancias emolientes y humectantes que retengan el agua de la epidermis y eviten su evaporación, mantecas y aceites vegetales para reforzar la estructura del manto hidro-lipídico, ácido hialurónico multipeso, ceramidas, etc.

Arrugas de fotoenvejecimiento

El 80% de los signos del envejecimiento son debidos al sol. Y los principales signos del fotoenvejecimiento son las arrugas, las manchas y la queratosis actínica. “El mejor aliado contra el fotoenvejecimiento es sin duda La protección solar” destaca Inmaculada Canterla. Independientemente del aumento de riesgo de cáncer de piel, que por supuesto es primordial, el sol empeora la calidad de la piel. “Los cambios por cronoenvejecimiento, por deshidratación y los debidos al sol se superponen en muchos casos. En estos casos la clave es la prevención y para ello se necesita una buena y correcta protección” aclara la experta.

¿Cuál es el tratamiento ideal para tratar las arrugas de fotoenvejecimiento?

La combinación de tratamientos láser junto a rutinas cosméticas personalizadas (prescritas por expertos) con principios activos antioxidantes como la vitamina C, vitamina E, vitamina A, ácido ferulico, SOD, etc. son la mejor solución para tratar las arrugas por fotoenvejecimiento.

Arrugas de descolgamiento

La flacidez también provoca arrugas en el rostro. Con el descolgamiento se acentúa el surco nasogeniano, las ojeras se alargan, la comisura de los labios va cediendo hacia abajo y aparecen las líneas marioneta (dos pliegues a los lados de la boca), aparecen arrugas en línea mandibular y se dibujan más arrugas en el cuello. Estas arrugas ya no son de
expresión sino que son arrugas estáticas que se forman conforme va aumentando la flacidez y se pierde definición en mejillas y en el ángulo cérvico-facial.

¿Cuál es el tratamiento ideal para tratar las arrugas de descolgamiento?

Existen diferentes tratamientos y tecnologías, basadas en la estimulación de la síntesis de colágeno que ayudan a combatir la flacidez y sus consecuencias. Por ejemplo: la Radiofrecuencia, el Láser, los Ultrasonidos, las Inyecciones de inductores de colágeno como son la Hidroxiapatita Cálcica, los Tratamientos de Redensificación Dérmica,…

De forma tópica es importante usar, de forma diaria, cosméticos prescritos por profesionales que contengan los siguientes tipos de principios activos:

• DMAE (dimetiletanolamina) que actúa sobre el tono muscular. Reafirma y tiene un efecto tensor. DMAE actúa sobre las fibras musculares haciéndolas más firmes, tonificadas y elásticas.
• Isoflavonas: están indicadas para la pérdida de volumen y flacidez de la piel. Son ideales por ejemplo en la piel posmenopáusica.
• Diferentes Proteínas Hidrolizadas: Pequeños pépticos que ayudan a la síntesis de colágeno y mejoran el metabolismo celular.
• Biopolimero Polisacárido (Gomas): Ayuda a alisar y aporta firmeza al instante. Crea una malla de sujeción ejerciendo un efecto lifting. Tiene excelentes propiedades tensoras.
• Minerales tonificantes (como el silicio): Este aporte aumenta la elasticidad y el tono de la piel disminuyendo su flacidez.

Arrugas posturales

Se consideran arrugas posturales aquellas que aparecen a raíz de mantener una misma postura en de forma habitual en el tiempo. Las más comunes son las arrugas faciales que se crean al dormir todas las noches en una misma postura.

¿Cuál es el tratamiento ideal para tratar las arrugas posturales?

La única forma de tratar este tipo de arrugas es dejar de mantener la postura que las está generando. En el caso de las arrugas a la hora de dormir, la solución es dormir boca arriba. No hay milagros, ni fórmulas mágicas.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario