Home » Artículos » Ejercicios para entrenar el suelo pélvico en la piscina
Home » Artículos » Ejercicios para entrenar el suelo pélvico en la piscina

Ejercicios para entrenar el suelo pélvico en la piscina

Ejercicios para entrenar el suelo pélvico en la piscina

Gracias a la resistencia que ofrece el agua, podremos maximizar la intensidad de nuestros entrenamientos en la piscina o en el mar y obtener mejores resultados.

INTIMINA nos da las claves para entrenar nuestro suelo pélvico en el agua disminuyendo al mínimo el impacto en nuestras articulaciones.

Las vacaciones de verano, la piscina o el mar nos dan la oportunidad perfecta para equilibrar cuerpo y mente, ya que es un momento ideal para relajarnos del estrés diario y practicar ejercicio de una forma más refrescante.

INTIMINA, nos acerca los principales beneficios de hacer ejercicio en el agua y, sobre todo, nos enseña a integrar la rutina de fortalecer el suelo pélvico dentro de ese momento “aqua-gym”.

El agua… ¡tu gimnasio veraniego!

Entre las múltiples ventajas que se desprenden de planificar un entrenamiento en la piscina, se encuentran las siguientes:

  • En el agua tenemos la sensación de ser mucho más ligeros, lo que nos permite entrenar nuestra musculatura disminuyendo al mínimo el impacto en nuestras articulaciones.
  • Gracias a la resistencia del agua, todos los movimientos que realicemos en el interior de una piscina o del mar serán mucho más intensos. ¡No hay mejor manera de tonificar nuestra musculatura!
  • ¿Sabías que el corazón late más lento en el agua? Esto favorece de manera directa la circulación sanguínea de nuestro organismo, reduciendo al máximo el esfuerzo de nuestro corazón.
  • Podemos usar diferentes accesorios para entrenar en el agua, como peso extra, que nos ayudará a incrementar nuestra resistencia y el gasto calórico.

Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico en la piscina

Al contrario que el running o crossfit, los deportes en el agua suelen implicar un bajo impacto en el suelo pélvico, por lo que son muy beneficiosos para fortalecer dicha musculatura. En este sentido, INTIMINA ha elaborado un listado de cuatro rutinas de ejercicios en la piscina para conseguir resultados eficaces y evitar problemas de salud como la incontinencia urinaria, o a una mejor recuperación tras el parto.

  • Ejercicios en el borde de la piscina:
    • apóyate con las manos, coloca la espalda en una posición que te permite estar lo más recta posible y comienza a contraer la zona del abdomen. Es importante que esta contracción se lleve a cabo de una forma muy suave. Prueba levantando la pierna en el mismo momento en el que se lleva a cabo la contracción y realiza este ejercicio durante cinco minutos.
    • Tonifica tus glúteos: partiendo de la misma posición inicial que en el anterior caso, lleva una pierna hacia detrás, contrayendo con un mismo movimiento tanto el suelo pélvico como el abdomen. A posteriori, regresa a la posición inicial y relaja la contracción de manera paulatina, tratando de que todo el ejercicio sea muy orgánico y sencillo de hacer.
  • Ejercicios en la toalla:
    • basta con tumbarte boca arriba y apoyar los pies en el suelo. Acto seguido, tendrás que comenzar a contraer el suelo pélvico y relajarlo de manera suave. Recuerda que la acción de la relajación es igual o más importante que la contracción, por lo que conviene prestarle una especial atención.
  • Ejercicios de Kegel: Estos ejercicios consisten en contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro durante unos segundos. Hay que mantener la contracción durante unos segundos, relajar y repetir. Es importante apretar y levantar, pero no empujar para evitar posibles daños. Con el tiempo se puede ajustar el ritmo y la duración de las contracciones y reposos para mejorar la rutina y sus resultados. Además, existen dispositivos que permiten obtener los máximos beneficios. Es el caso de la Rutina de Kegel Laselle de INTIMINA, compuesta de tres esferas de distintos pesos (28g, 38g y 48g) que, a través de emiten sutiles vibraciones cinéticas que favorecen la contracción muscular y se activan al contraer y relajar los músculos, proporcionando la resistencia adecuada para que el suelo pélvico trabaje más durante la contracción. Por su parte, los ejercitadores de Kegel inteligentes son como entrenadores personales que facilitan su práctica. Es el caso del KegelSmart, un innovador dispositivo que registra la fuerza del suelo pélvico y crea una rutina muy fácil de seguir, segura y completamente ajustada a las necesidades fisiológicas de cada mujer. Este ejercitador guía a través de niveles progresivos para obtener el máximo rendimiento.

“El suelo pélvico es un gran desconocido para muchas mujeres que no son conscientes de las ventajas de contar con una musculatura fortalecida en dicha zona. Debemos asumirlo como otro hábito más para garantizarnos un futuro sin problemas de incontinencia urinaria u otras patologías que limiten nuestra actividad diaria. En este sentido, el verano es el momento perfecto para comenzar a ejercitarlo, aprovechando los días de tranquilidad que nos proporcionan las vacaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

También te puede interesar…

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish