¿Es la red de Internet del hogar segura con tantos dispositivos inteligentes conectados?

¿Es la red de Internet del hogar segura con tantos dispositivos inteligentes conectados?

La Smart Home (u hogar inteligente) está viviendo una edad de oro que le ha permitido evolucionar en los últimos años de manera destacada. Si bien es cierto que su llegada a España se ha producido tardía respecto a algunos países de nuestro entorno, ya comienza a consolidarse y a sentar las bases de los que serán los hogares españoles de la próxima década.

¿Qué es una Smart Home?

Para quienes aún no han oído hablar de esta tecnología, es importante explicar en primer lugar qué es una Smart Home y cuáles son las características que la definen. Desde TP-Link, proveedor global de dispositivos de red y Smart Home, te damos algunos detalles.

El concepto Smart Home está ligado con aquellas casas que cuentan con la tecnología necesaria para automatizar tareas cotidianas como la iluminación, la seguridad o la utilización de diversos electrodomésticos, así como con tener un control total, en tiempo real y desde cualquier lugar sobre lo que ocurre en el hogar.

Principales ventajas de la Smart Home:

  • Comodidad a la hora de controlar e interactuar con nuestra casa de una manera inteligente, eficiente y desde cualquier lugar.
  • Seguridad: existen dispositivos como cámaras inteligentes de seguridad, sensores de movimiento o cerraduras electrónicas que puedes controlar desde el móvil.
  • Eficiencia energética al establecer el encendido y apagado de ciertos electrodomésticos cuando realmente se necesitan, encender la calefacción de forma inteligente o programar la iluminación para que se active allí donde realmente se necesita.

¿Es segura una Smart Home con tanto dispositivo inteligente conectado?

Una de las preguntas que más preocupan a los usuarios radica en cómo de segura es una casa inteligente con un número cada vez mayor de dispositivos conectados. A continuación, daremos respuesta a esta pregunta y aportaremos algunos consejos de seguridad para el hogar inteligente a fin de garantizar que, además de inteligente, sea también seguro.

En primer lugar, es importante dejar claro que cualquier sistema, por avanzado que sea, puede ser afectado si no se cumple con las medidas de seguridad necesarias. Por tanto, desde el momento en el que conectamos cualquier sistema doméstico a Internet, nos exponemos a una serie de riesgos en lo que a seguridad se refiere.

Por tanto, no es el número de dispositivos conectados el que determina si un hogar inteligente es seguro o no, sino las medidas de seguridad que establecemos con ellos. Dicho esto, vamos a indicar las dos principales amenazas a las que se expone el hogar inteligente ante el incremento del número de dispositivos conectados:

Dispositivos que no cumplen los requisitos básicos en seguridad: es habitual hoy día, ante el incremento de marcas en el mercado online, adquirir dispositivos IoT sin tener la certeza de pertenecer a una marca fiable y segura. Estas marcas, basadas muchas veces en la reducción de costes, pueden carecer de los requisitos de seguridad necesarios, poniendo el peligro la seguridad de nuestra red.

Red doméstica insegura: desde la elección del router hasta los dispositivos inteligentes (IoT) que son adquiridos para la configuración de la Smart Home, disponer de una red de Internet segura es fundamental, pues el acceso de los hackers se produce a través de ella.

Consejos para tener un hogar inteligente seguro

Teniendo en cuanta lo explicado anteriormente, desde TP-Link os indicamos una serie de consejos con el objetivo de que nuestra Smart Home sea completamente segura:

  1. Crear una red independiente para los dispositivos IoT. De esta manera evitaremos que si un intruso hackead alguno de estos dispositivos pueda acceder a información delicada como datos bancarios o correo electrónico. Para ello, basta con crear una red de invitados a la que conectar los dispositivos inteligentes.
  2. Asegurarnos de que el router es completamente seguro. Si el router aportado por la operadora carece de las funciones de seguridad necesarias deberemos reemplazarlo por otro que sí las integre. Además, también es recomendable cambiar el nombre y la contraseña predeterminados a fin de impedir a los hackers identificar el dispositivo o la red que estás utilizando.
  3. Adquirir dispositivos IoT que cumplan con los requisitos mínimos de seguridad. Apostar siempre por una marca de confianza garantiza la seguridad de la Smart Home y evita sustos innecesarios.
  4. Mantener actualizados los dispositivos. Los parches de seguridad son una protección extra ante las nuevas amenazas generadas. Lo recomendable es que el dispositivo se actualice con una periodicidad habitual no superior a 8 o 10 meses.
  5. Disponer de contraseña segura o control de desbloqueo en el smartphone: esta acción es fundamental para evitar que alguien pueda acceder a los dispositivos conectados de la Smart Home sin nuestro permiso.
  6. Activar el control parental para asegurar la seguridad y protección de los menores. El Control Parental en un router consiste en una herramienta de gestión inteligente que ayuda a definir los contenidos disponibles para los niños y cuánto tiempo les está permitido estar conectados. Esto no solo protege a los menores, sino que impide que puedan realizar acciones que pongan en peligro la seguridad del hogar.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario