Existe un perfume para cada uno de nosotros. Cómo elegirlo.

¿De verdad existe un perfume para cada uno de nosotros?

Nutritienda.com da unas pautas para saber elegir el más conveniente para cada persona y situación

La pandemia ha hecho que cambiaran muchas cosas de la vida, fundamentalmente en la rutina del día a día. Los españoles cambiaron sus hábitos, como la forma de salir a la calle, la de vestirse y arreglarse e incluso, la de perfumarse. La venta de perfumes y cosméticos, como los maquillajes, cayeron debido a que no se podía salir mucho y se perdió la motivación por arreglarse, pero poco a poco las cosas van cambiando.

El perfume es nuestra seña de identidad, el olor de las personas se queda grabado en la memoria y hace que sea un recuerdo que dure para siempre, pero no solo eso, si no que puede ser beneficioso para nuestra salud ya que el olfato es el sentido que está más estrechamente relacionado con las emociones como la tristeza, alegría, melancolía, memoria, sensualidad, deseo, calma, relax, etc.

Principales beneficios del perfume:

  • Aumenta la confianza en uno mismo y da seguridad.
  • Mejora el estado de ánimo y hace que uno sea más positivo.
  • Tiene propiedades relajantes y calmantes ayudando a eliminar el estrés.
  • Mejora las relaciones con los demás porque aumenta la autoestima.
  • Hace que cada persona sea inigualable ya que cada olor es diferente.
  • Reconforta de manera emocional y sentimental ya que, por ejemplo, ante una pérdida, el perfume puede hacer que uno recuerde a la persona que no está y reconforta al sentirle más cerca.
  • Hace que uno se sienta más atractivo y puede generar atracción a los demás.
  • Proyecta la personalidad y forma de ser de cada uno.
  • Aporta beneficios según las propiedades que tenga cada aceite esencial.

¿Existe un perfume para cada persona o para cada situación?

La respuesta es sí, en parte porque tienen cientos de ingredientes que no todo el mundo percibe igual, cada uno lo hace de una manera diferente y, además, tienen distintas funciones, unos potencian el olor, otros los suavizan o equilibran, en cualquier caso, cada perfume es diferente según la persona que lo use.

Entre los ingredientes de los perfumes están los aceites esenciales, sustancias que se encuentran en los tejidos vegetales. Una de las últimas corrientes más extendida, la aromaterapia, habla de sus múltiples beneficios defendiendo que la combinación puede tener beneficios terapéuticos que ya se utilizaban en la antigüedad. Aunque la medicina tradicional no los acepta como “curas”, muchos los han llevado a sus hogares para crear espacios relajantes buscando combinaciones que puedan influir en su estado de ánimo. En cualquier caso, estos aceites esenciales son fundamentales para la creación de los perfumes.

Pautas para saber elegir cuál es el mejor para cada uno de nosotros según las familias olfativas y nuestra personalidad:

  • Cítricos para deportistas
    Los perfumes cítricos son refrescantes, estimulan, levantan el ánimo, despejan la mente y disipan el cansancio. Se asocian a personas sencillas, que viven con serenidad y muy deportistas, son ideales para los que son muy vitales, proporcionan alegría, buen humor y llenan de energía. Suelen tener ingredientes como el limón, naranja, mandarina, menta, eucalipto, salvia o romero. Están recomendados para personas de todas las edades, para el día a día, ir a trabajar, al gimnasio, a dar un paseo. Al ser refrescantes y estimulantes son buenos para cualquier momento ya que proporcionan un olor ligero y limpio, especialmente se usan en verano ya que dan sensación de frescor.

Perfumes emblemáticos: CK One, Álvarez Gómez Eau D’orange, 4711, Ô Lancôme, Eau de Rochas, Acqua di Parma Colonia, Aire Loewe.

  • Florales para románticos
    Los perfumes florales se caracterizan por ser calmantes y relajantes, son, además, de los más demandados y populares. Considerados como los más femeninos, son ideales para mujeres románticas y soñadoras. Continen aromas clásicos como las rosas, jazmín, neroli, pero también pueden ser olores más atrevidos como la violeta, magnolia o mimosa. Los perfumes florales son envolventes e incluso pueden llegar a ser embriagadores, por lo que son más usados en ocasiones especiales o cuando uno se arregla un poco más. Suelen ser aromas elegantes y con mucho estilo acordes a una personalidad clásica y tradicional. Su aroma está asociado al amor y a la seducción, usados desde la antigüedad para enamorar, como el jazmín que las mujeres se ponían en el cabello al caer la noche para seducir o los baños con pétalos de rosas en tiempos de Cleopatra.

Perfumes emblemáticos: Chanel Nº5, CH Carolina Herrera, Lancôme Trésor Midnight Rose, Chloe Absolu de Parfum, J’adore Dior, Jean Paul Gaultier So Scandal, Flower By Kenzo.

  • Frutales para los amantes de la naturaleza
    Los perfumes frutales son sutiles y poco cargantes, suelen ser usados por personas tímidas y coquetas. Dan un punto de frescor, pero no son tan refrescantes como los cítricos, pueden ser aromas a frutas de muchos tipos, desde melón y sandía, hasta manzana, fresas o moras. Hay un sinfín de variedades, unos más dulces que otros, pero en general son refrescantes y se usan en el día a día. Las personas que los usan son cariñosas y espontáneas y en la gran mayoría de los casos aficionados a la naturaleza. Los perfumes frutales trasmiten alegría y son beneficiosos para los días en los que uno está más apático o esas rachas en las que uno necesita un poco de luz y un olor dulce y refrescante que nos calme y dé sensación de felicidad. El aroma a fresas y frutos bosques pueden potenciar la capacidad de concentración y revitalizan.

Perfumes emblemáticos: Daisy Dream de Marc Jacobs, Magic Woman de Bruno Banani, Dolce Garden de Dolce & Gabbana, Luna Blossom de Nina Ricci, Amor Amor de Cacharel, Be Delicious de Donna Karan.

  • Orientales para los sensuales
    Los perfumes orientales son sensuales y cálidos, tienen un toque dulce e intenso y evocan los olores orientales como el incienso, la canela, la nuez moscada, pimienta y cardamomo. Suelen ser perfumes con aroma de gran duración y son ideales para personas luchadoras y con tesón, pero a la vez seductoras. Es un perfume para ocasiones especiales como una primera cita, una cena especial o una boda ya que viene marcado por su intensidad. Es un olor sensual y misterioso que evoca a lo exótico por el aroma a especias y dan una sensación cálida que arropa, por lo que su uso es más apropiado en invierno ya que es un aroma algo más pesado. Suelen usarlo personas con mucha personalidad, espontáneas e independientes, personas que trasmiten muchas emociones por dónde pasan ya que son divertidas, alegres y vibrantes. Estos aromas misteriosos se usan desde la Edad Media cuando comenzaron las cruzadas, tienen un toque afrodisiaco gracias a la canela, dulce y seductor por la vainilla y relajante y analgésico por el incienso y el clavo.

Perfumes emblemáticos: Gucci Guilty, Black Opium Yves Saint Laurent, Black Orchid de Tom Ford, Hypnôse de Lancôme, Dior Addict, A Men de Thierry Mugler, Solo Loewe.

  • Fougère para los divertidos
    Los perfumes con fragancia fougère mezclan la frescura con el aroma a hierba. Curiosamente, fougère significa helecho y son aromas que quieren recordarnos a ellos, aunque, paradójicamente, se trata de plantas sin olor, por lo que imitan más bien al olor de la hierba recién cortada. Suelen contener lavanda, cumarina y musgo por lo que evocan la sensación de estar en un bosque un poco amaderado, gracias a la lavanda son perfumes relajantes y sedantes que pueden reducir el estrés y la ansiedad. Son muy penetrantes, para personas con personalidad fuerte, pero naturales ya que mezcla la sensación de frescor y de ambiente natural como el campo. Suelen usarlo personas divertidas y alegres que destacan por su jovialidad.

Perfumes emblemáticos: Houbigant Fougère Royale, Agua Fresca de Adolfo Domínguez, Dior Sauvage, Paco Rabanne Pour Homme, Azzaro Pour Homme, Eternity For Men de Calvin Klein, Esencia de Loewe.

  • Chipre para los perfeccionistas
    Los perfumes Chipre se llaman así porque muchas de las plantas que lo forman se encuentran en Chipre y fue fabricado allí por primera vez, compuesto por bergamota, sándalo y vainilla está indicado para personas perfeccionistas y con carácter, es un olor con mezcla entre dulce y amargo con toques amaderados gracias a la vainilla y el sándalo. Es un aroma elegante y conservador, no pasa desapercibido ya que es duradero, pero no resulta cargante. Tiene un toque sensual y atrevido, para personas que no tienen miedo de llamar la atención, gente con carácter, por lo que es ideal para momentos de indecisión que uno necesita sentirse fuerte y seguro ya que su aroma es persistente.

Perfumes emblemáticos: Guerlain Mitsouko, 24 Faubourg de Hermès, Sisley Eau du Soir, Agua Fresca de Rosas de Adolfo Domínguez, Aromatics Elixir de Clinique.

  • Amaderados para los seductores
    Los perfumes amaderados están enfocados más a hombres, ya que su aroma se asocia a la masculinidad, aunque también los hay para mujeres. Son perfumes con olor a madera compuestos por sándalo, pachuli, vetiver, cedro con propiedades relajantes y calmantes ideales para días en los que uno necesita relajar la mente después de mucho estrés o nervios. Son recomendados para personas con un toque varonil marcado, sensuales y con carácter inquietante, el olor a madera es elegante y sofisticado y muy elegido por hombres seductores. Es un aroma que perdura mucho ya que son perfumes profundos e intensos. No son perfumes que se suelan usar a diario por su robustez, están más indicados para fiestas, noches o eventos.

Perfumes emblemáticos: 1 Million de Paco Rabanne, 212 Men de Carolina Herrera, Loewe 001 Man, Agua de Loewe, Boss Bottled de Hugo Boss.

  • Gourmand para los dulces
    Las fragancias gourmand no se pueden clasificar en otras familias olfativas más tradicionales ya que son olores, más o menos recientes, que simulan los de ciertos alimentos. Son aromas dulces, cálidos que dan ganas de comerse. Los hay de muchos tipos como el chocolate, caramelo, algodón de azúcar, café, chicle, piruleta, etc. Suelen ser usados por los amantes de los dulces, personas sexys y atrevidas que trasmiten misterio y pasión. Son aromas versátiles que se pueden usar en cualquier momento del día, son familiares ya que recuerdan a momentos de la niñez, a las “chuches” de la infancia, por lo que estos perfumes trasmiten tranquilidad, confianza, evocarán recuerdos felices por lo que su uso viene bien para momentos en los que se necesita aumentar el estado de ánimo, un recuerdo de infancia que da seguridad en uno mismo unido a sensualidad y seducción.

Perfumes emblemáticos: Angel de Thierry Mugler, Prada Candy Florale, La Petite Robe Noire EDP de Guerlain, Magnetism de Escada, Lolita Lempicka, La Vie Est Belle de Lancome, Viva La Juicy de Juicy Couture.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario