Jardineria: Cuidados de la Canna.

Canna: una dama exótica de sorprendente follaje

Hojas grandes y seductoras, preciosas flores de colores vivos… Canna, la caña de indias, lo tiene todo para triunfar. Esta planta tropical crea un ambiente festivo en el jardín con su bella presencia.

La Canna consigue crear ambientes de tintes exóticos. No es de extrañar, ya que crece naturalmente en el trópico sudamericano. Su nombre Canna procede de la palabra griega kanna que significa «caña». Esta preciosa dama tiene una gran carga simbólica: se la considera, entre otras cosas, como una flor que trae esperanza y confianza.

La Canna es famosa por sus impresionantes hojas de preciosa estructura. A partir de un rizoma tuberoso, crecen tallos desde en los que aparecen las hojas enrolladas. Estas se despliegan hasta alcanzar un tamaño considerable, y son de color verde o bronce. Las grandes hojas de la caña de indias, combinadas con otras plantas y flores, contribuyen a crear variedad y alegría en el jardín.

Una vez que empieza a crecer, la caña de indias te sorprenderá con su crecimiento vigoroso. Puede llegar a alcanzar desde medio metro hasta 2 o 3 metros de altura. A pesar de su considerable altura, no hace falta atarla a un soporte, ya que la planta es lo bastante robusta para sujetarse sola. Aun así, asegúrate de que reciba muchos nutrientes aplicando el fertilizante suficiente. La caña de indias resiste bien el calor gracias al agua que almacena en sus rizomas.

Plantación y cuidados de la Canna o Caña de Indias

La caña de indias se planta en primavera, cuando ya no hay posibilidad de heladas. Puedes hacerlo en el jardín, pero también crece bien en macetas. Procura que esté en un lugar a pleno sol. Si la colocas a la sombra o en la penumbra, se guardará sus preciosas y coloridas flores para sí misma. Y eso sería una lástima, ¿no? Cuanto más sol reciba, más abundante será su floración.

Flores
El calor y la luz del sol hacen brillar a la caña de indias. Estas plantas tropicales pueden adquirirse con flores de muchos y sorprendentes colores, como amarillo, blanco, naranja, salmón y rojo. La Canna muestra sus alegres flores desde junio hasta las primeras heladas nocturnas. Corta las flores marchitas, así seguirán saliendo flores nuevas. Y si dejas las flores marchitas en la planta, se transformarán en preciosas vainas de semillas.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario