Las claves de la interiorista Eva Mesa sobre la decoración navideña.

Las claves de Eva Mesa sobre decoración navideña

La consideración generalizada de decorar por Navidad solo los espacios más sociales de la casa no entra en el concepto que la interiorista tiene de estas fiestas. El recibidor, la escalera, la terraza… y hasta el baño ¡por qué no! deben lucir sus imprescindibles: una iluminación cálida, el verde natural, la unificación de colores, el uso de velas o el árbol tradicional, sin olvidar aportar ese toque personal “que todos tenemos relacionado con estos días tan especiales”.

La interiorista Eva Mesa, co-fundadora del estudio Tinda’s Project, confiesa que vive la Navidad de una forma muy especial. “Me gusta mucho y la siento muy tradicional y familiar” y cuando llegan esos días cuida con esmero la puesta en escena en casa. En su opinión, a la hora de elegir la decoración navideña hay que tener en cuenta “nuestros gustos, las tendencias decorativas y lo que a cada uno le recuerde la Navidad, porque creo que, en el fondo, es un tema muy personal”, explica.
Y dentro de su particular visión de la decoración navideña, le gusta que ésta esté presente en toda la casa. “No me gusta que estés en el salón y sea Navidad y luego vayas a otra estancia y parece que no lo sea”. En este sentido, apuesta por seguir un
hilo conductor, de manera que “el estilo que marco en la pieza principal es el mismo que se repite en el resto de estancias, con pequeños detalles”, aconseja.
Y entre las claves en la decoración navideña, destaca la iluminación por encima de todas. “Una Navidad sin sus luces no es Navidad”, dice, “porque es primordial darle ese tono tradicional de calidez a los espacios, con guirnaldas, estrellas iluminadas o velas, aunque sean artificiales, ya que aportan ese toque tan hogareño”.

Sobre el árbol de Navidad, la interiorista confiesa que a ella el que más le gusta es “el natural de toda la vida”, aunque reconoce que hay otros modelos más alternativos, como el de luces, por ejemplo, que también utiliza, “pero normalmente los pongo en aquellos espacios no tan principales o para combinarlos con el natural en una misma estancia”.

Y lo mismo sucede con la vegetación. Eva Mesa prefiere la natural, si es posible, aunque la artificial a veces es mejor, sobre todo cuando la caída de las ramitas molesta. Su consejo es que “dependiendo del espacio, se pueden usar ambas”.

Errores a evitar en la decoración navideña

Uno de los lugares más especiales para la decoración navideña es la mesa, como lugar de reunión y degustación de las típicas comidas y cenas de estos días y, por tanto, con un protagonismo importante de todos sus elementos. A Eva Mesa le gusta mucho “la vegetación en verde y combinarla con el color que hayamos elegido, pero esto va a gustos, claro”. Eso sí, como recomendación sí que insiste en respetar la unificación de colores en todas las estancias, y pone un ejemplo: “Si has elegido el verde y el dorado, no incluyas de repente un plateado”.

Para la interiorista, este es uno de los errores que a veces se cometen. Pero hay más.

Como que la decoración resulte excesivamente fría, precisamente, por la elección de colores que siguen esta línea. “La Navidad ha de tener esa calidez de hogar que a todos nos gusta y los colores fríos no invitan a ello”, comenta.

El toque personal es imprescindible

Por el componente tan emotivo que suelen tener estas fiestas, los detalles personales a la hora de decorar la casa en Navidad son muy importantes para Eva Mesa. Entre sus tips más clásicos está la personalización en la mesa, por ejemplo, poniendo el nombre de cada comensal en un bonito soporte, mejor escrito a mano, “convirtiendo ese detalle en algo más cercano, más familiar”.
Otro detalle muy personal que ella destaca tiene que ver con el árbol. Para los elementos decorativos que cuelgan de sus ramas ella apuesta por que resulten muy variados: con música, que se muevan, con luces… “Y las bolas las busco que procedan de diferentes lugares o que simbolicen algo o que sean un regalo… En definitiva, que cuando las vea me recuerden a algo o a alguien”, explica.

¿Y qué hacer con toda esa decoración cuando las fiestas navideñas llegan a su fin?

“Sobre todo hay que guardarlo todo muy bien, de forma ordenada, es decir, las bolas con las bolas, la pilas separadas para que no se estropeen, etc.” Para la interiorista esta organización es necesaria para que cuando llegue la siguiente Navidad, encontrar cada elemento decorativo “no sea un caos”

Entradas relacionadas

Deja tu comentario