Home » Artículos » Probamos el smartphone impermeable y robusto CAT S52
Home » Artículos » Probamos el smartphone impermeable y robusto CAT S52

Probamos el smartphone impermeable y robusto CAT S52

Probamos el Cat S52

Por desgracia a casi todos se nos ha roto un móvil, sea la pantalla, el cristal de la cámara o lo hemos enseñado a nadar, pues bien la gente de Cat Phones (o sea Caterpillar, los de las excavadoras) tienen la solución a todos o casi todos los problemas de resisténcia de los smartphones.

Un servidor hacía tiempo que le tenía echado el ojo a algunos modelos de móviles resistentes, pero nunca cumplían mis expectativas en cuanto a prestaciones del terminal, cámaras de calidad muy justa, memoria justa o procesadores antiguos, sin contar que algunos pedían un dineral por un ladrillo con pantalla. En el caso de este CAT S52, su precio es equivalente a móviles de prestaciones similares de marcas reconocidas, 499 euros, monta un procesador Mediatek Helio P35, 4 Gb de Ram y 64 GB de Rom, Cámaras de 8 y 12 Mpx, sistema operativo Android 9.0 y una batería de 3.100 mAh.

Cómo suele ser habitual en este tipo de teléfonos móviles más protegidos, su grosor es algo mayor, y el peso también pero nada que ver con otras marcas que llegan a duplicar el peso y el grosor de un smartphone normal.

Este Cat S52 es fruto de varios años de experiencia de Caterpillar fabricando móviles resistentes, pensados en un primer momento para profesionales de la construcción, pero que la demanda de deportistas y particulares ha animado a la marca a crear un smartphone con diseño más tradicional, ligero y finito añadiendo una mejora notable en la cámara y prestaciones.

Durante nuestro test (llevamos un par de meses) hemos realizado todo tipo de tareas con el móvil, desde arreglar el jardín, pintar, limpiar a piscina, deporte, lavar los platos,.. vaya las tareas que uno hace en casa durante el año y que muchas veces debe hacerlas sin el terminal por miedo a que se moje, se ensucie o se rompa, con el CAT S52, estos miedos son cosa del pasado, ya que lo hemos enterrado en tierra, se nos ha caído al agua, a la nieve, le hemos dado golpes,.. y está como el primer día, no en vano cumple con las especificaciones Militares.

Una de las características más industriales que ofrece es la resistencia a temperaturas extremas: -30 °C y 65 ºC. Nosotros lo dejamos varias horas al sol con temperaturas cercanas a los 40 grados y funcionó sin problema, respecto al frío aún no hemos bajado de 4 grados negativos, por lo que ni se enteró,, y siguió funcionando después de estar medio enterrado en nieve un ratito.

Un detalle a destacar es su batería, que con 3.100 mAh, dura toda la jornada incluso cuando trabajamos con él subiendo fotos a las Redes sociales, navegamos o captamos alguna instantánea con su excelente cámara. Si durante el día no lo usamos, apenas consume batería, sobre un 20% en 24 horas.

La velocidad de carga es rápida, ya que en menos de 3 horas tenemos el 100% de la batería cargada.

La pantalla no es de las que mejor calidad ofrecen ( 1.440 x 720px), pero es más que suficiente y nos permite ahorrar batería para consumirla en tareas más útiles.

Su grosor de 9,68 mm está cerca de la media, aunque hay móviles de hasta 6 mm, pero que personalmente me dan la sensación de romperse sólo con mirarlos, ya no digo cuando los lleves en el bolsillo o en el bolso.

Su peso de 210 gramos, es superior a los móviles “normales” pero aquellos que prioricen el tener un móvil resistente, no les será ningún problema.

Este peso es debido a su robusta construcción con un cuerpo de aluminio con una carcasa de goma rugosa que incluye en la parte superior el lector de huella dactilar y en la parte izquierda la cámara trasera.

La parte frontal, está cubierta en la totalidad por un cristal Gorilla Glass 6 enmarcado con aluminio para dar mayor resistencia, cómo es habitual en la parte superior izquierda se sitúa la cámara delantera.

En el lateral derecho están los botones de encendido y volumen y en la parte izquierda se encuentra la tapa que oculta la bandeja dual SIM y la ranura para tarjetas microSD.

En el lateral superior del móvil se encuentra el conector minijack 3,5mm.

Este móvil cumple la norma IP68, o sea es resistente al agua y estanco al polvo. Según CAT este móvil aguanta inmersiones en agua de hasta 1,5 metros durante 30 minutos sin problema, trabajar en entornos de alta humedad o con alto grado de polvo y vibraciones y también aguanta caídas sobre cemento de hasta 1,5 m.

Otro punto a destacar dentro de la impermeabilización del dispositivo en estos tiempos actuales de pandemia, es que lo puedes lavar con agua y jabón debajo del grifo sin que se inmute. Incluso puedes usarlo con las manos mojadas, que la pantalla seguirá funcionando sin problemas.

En cuanto a funcionamiento no tenemos queja alguna, el procesador no es de altas prestaciones, pero consigue que el teminal no se caliente ni en uso intensivo y su buena dotación de memoria con unas excelentes 4 Gb de RAM y 64 Gb de ROM, hacen que tenga un buen rendimiento.

El sistema operativo de serie es el Android 10, que hace que a la hora de usar el móvil y las transiciones entre menús son buenas, funciona de manera bastante suave y rápido.

El GPS integrado sorprende por su rápida localización y triangulación, en nuestras rutas lo hemos usado como navegador y no ha dado ningún error ni se ha calentado nunca.

La cámara principal es seguramente uno de los puntos dónde el CAT destaca y es que monta un sensor Sony de 12 Mpx con sistema de enfoque Dual Pixel y apertura f/1.8. Permite la grabación de vídeos 1080p 30 fps con estabilización electrónica y los resultados que consigue son excelentes, puede que no los mejores, pero si entre los mejores comparado con móviles de precio similar.

El modo HDR funciona de modo excelente con buenos resultados a contraluz o en foto nocturna.

El modo retrato funciona muy bien consiguiendo recortes naturales y un desenfoque que separa al sujeto fotografiado de la parte trasera.

La cámara frontal es correcta para selfies en situaciones de luz complicadas, pleno contraluz, o bien incluso grabar vídeo 1080p.

En cuanto a conectividad, el trabajo de la marca ha sido excelente, puedes conectarte a redes 4G y usar una de las dos nanoSIMs para datos mientras mantienes las dos activas para llamadas. Hay que hacer notar que la bandeja de SIMs es independiente de la ranura de microSD por lo que podrás tener dos tarjetas móviles a la vez y una tarjeta microSD instaladas sin problemas.

En términos de conectividad inalámbrica el CAT S52 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2,4 y 5 GHz) y Bluetooth 5 además de compatibilidad con NFC y pagos inalámbricos desde Google Play o apps de bancos.

En términos de sonido este móvil monta un altavoz para llamadas, de uso exclusivo en ese caso, encima de la pantalla y un altavoz principal en la parte inferior. Ofrece un buen volumen de sonido máximo y un sonido bastante limpio.

Valoración Final.

El CAT S52 es un móvil de diseño tradicional, pero con el añadido de ser resistente a golpes y al agua, con una buena cámara y unas prestaciones más que suficientes, su precio es acorde con lo que recibimos y su batería sin ser de récord dura más de lo normal.

El CAT S52 es un móvil que pretende conquistar a aquellos que no requieren tener un dispositivo resistente el 100% del tiempo pero que sí que en ciertas ocasiones esa protección les puede salvar de más de un dolor de cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

También te puede interesar…

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish