Purina y Renfe crean un proyecto para que puedas viajar con perros de hasta 40 Kg.

NP_Purina y RENFE se unen para crear el “Proyecto Mascota Grande”, a partir del cual se podrá viajar con perros de más de 10 kg en sus trenes

Purina y RENFE se unen para crear el “Proyecto Mascota Grande”, a partir del cual se podrá viajar con perros de más
de 10 kg en sus trenes.

Purina y RENFE han firmado un acuerdo de colaboración a partir del cual será posible viajar en los trenes de la compañía con perros de más de 10 kg. Dicho acuerdo, llamado “Proyecto Mascota Grande”, incluye la posibilidad de viajar en plazas especiales en una selección de trenes AVE directos y semidirectos del Corredor Nordeste en la línea Madrid-Barcelona, con perros de hasta 40 kg.

El acuerdo, que ha sido firmado por la directora general de Renfe Viajeros, Sonia Araujo López, y por el Director General de Nestlé Purina España, Mark El Khoury, establece un marco de colaboración para facilitar los viajes con mascotas a los pasajeros de los trenes previamente mencionados. Una demanda cada vez más requerida por quienes hacen uso de este transporte, y
que la compañía ha sabido escuchar y responder a esta necesidad, gracias a la colaboración con Purina.

Para solicitar dicho servicio, quien desee adquirir un billete de este tipo deberá indicarlo en el proceso de compra, donde, a su vez, tendrá que indicar las características de su mascota para que la plataforma confirme que es elegible del billete solicitado.

De acuerdo con el convenio suscrito, Purina facilitó y seguirá facilitando a RENFE todo el conocimiento necesario en la materia para convertir los coches de los trenes en espacios aptos para mascotas, garantizando el bienestar tanto de los animales, como de sus propietarios y del resto de pasajeros con los que compartan espacio. Purina ha aprovechado toda su experiencia en
la materia y ha facilitado el conocimiento que tiene sobre cuidados animales, basados en proyectos similares como Pets At Work, en el que facilita guías para la buena convivencia con perros en espacios como oficinas, pero aplicado al contexto de tren.

Estas guías han sido revisadas y actualizadas con argumentarios y preguntas del personal, así como obligaciones y recomendaciones para propietarios de mascotas, poniendo en el centro el bienestar del animal y resto de viajeros del vagón. Y es que el principal objetivo es que todos, los que viajen con animales y los que no, se sientan en un lugar cómodo y seguro, en todos los aspectos.

Algunos de estos consejos incluyen llevar su propia manta y juguete sin sonido, evitar alimentarlo durante las tres primeras horas previas al viaje para prevenir mareos, o pasearlo durante un tiempo prolongado para que se relaje. A bordo del tren, la mascota deberá viajar con una correa no extensible (con un máximo de dos metros) que permita atar al perro al reposapiés o al asiento, puesto que el perro no viajará en transportín. Esta es una de las principales diferencias con la reglamentación hasta ahora vigente, puesto que los perros de menos de 10 kg a bordo de los trenes, debían hacerlo dentro del transportín, todo el viaje. Además, el animal deberá hacer uso del bozal durante todo el trayecto y se deberá colocar el kit de alfombrilla más funda para el asiento recogido con anterioridad en la estación, en el Centro de Servicios de Renfe. El pasajero recibirá, por parte de Purina, este kit de funda y cojín especialmente diseñado para su mascota, el listado de recomendaciones y obligaciones previamente mencionado, elaborado por expertos de Purina y un snack Purina para hacer su viaje más agradable.

El proceso para iniciar el viaje es muy sencillo para el pasajero. Los controles de acceso en la estación se realizarán junto al resto de viajeros del tren, aunque el cliente con perro grande podrá optar a esperar en el andén para subir a bordo hasta los dos minutos antes de la salida. En cuanto a la salida del tren, quien viaje con perro podrá salir a la vez que el resto de los pasajeros.

El piloto del Proyecto Mascota Grande se activará el 13 de septiembre, fecha a partir de la cual los pasajeros podrán hacer efectivos los viajes con sus mascotas. Se permitirá un perro “grande” por viajero, con un máximo de dos perros “grandes” por tren, en un solo coche y siempre en un espacio fijo de dos plazas determinadas. Una vez finalizado el piloto, que durará tres meses, se analizará y se evaluará el desempeño del mismo para decidir si se amplía el número y tamaño de los animales.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario