¿Qué plantas regalar el Día de la Madre?

¿Qué plantas regalar el Día de la Madre?

Todos tenemos una madre a la que queremos por encima de todas las cosas. A ellas les debemos cómo somos. Nos educan, nos soportan y nos quieren, da igual cómo seamos. Por eso, no es de extrañar que cada Día de la Madre, los españoles les agradezcamos todo lo que han hecho por nosotros, sus desvelos y sacrificios, al menos con un pequeño detalle.

Los regalos pueden ser muy variados: un libro, ropa, una invitación a un restaurante o un evento, o una simple flor. Las plantas, algo tan sencillo y modesto, suelen ser perfectas para acertar y hay una inmensa variedad para elegir, como puedes comprobar aquí. ¿A que madre no le gusta que su hijo o hija se presente ante ella con un ramo de flores o con una bonita planta que decore su salón? Nosotros no conocemos a ninguna.

El origen del día de la madre

Antes de nada, ¿sabes por qué y desde cuándo se celebra el Día de la Madre? Las primeras celebraciones en honor a las madres se remontan a la antigua Grecia. Los griegos honraban a Rhea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades. Los romanos, que tantas cosas tomaron de los griegos, copiaron esta celebración. La Iglesia Católica, responsable de gran parte de las celebraciones y festividades en occidente, también decidió honrar a la Virgen María.

Sin embargo, la concepción moderna del Día de la Madre es algo más reciente. Fue el presidente norteamericano Woodrow Wilson quien, en 1914, declaró oficialmente que el Día de la Madre se celebraría el segundo domingo de mayo. Lo hizo tras la campaña iniciada por dos mujeres.

En España, se celebró el 8 de diciembre (coincidente con la festividad de la Inmaculada Concepción) hasta 1965, cuando se traslada al primer domingo de mayo.

Algunas recomendaciones para el Día de la Madre: orquídeas o palmeritas chinas

Explicados los orígenes de esta fiesta, vamos a proponerte algunas ideas para un regalo sencillo e infalible: plantas y flores.

  • Plantas de interior: las plantas y flores dan alegría a una casa. Además, sirven para cualquier estancia. Es cierto que estamos más acostumbrados a verlas en el salón, pero una flor puede ser también idónea para la cocina, y ¡hasta para el baño!

Es probable que tu madre tenga una planta o flor favorita. Si es así, la elección está clara. Pero si no, o no sabes cuál es, hay algunas plantas de interior que son un acierto seguro. Por ejemplo, la orquídea. Sus flores pueden durar entre ocho y doce semanas y tiene una ventaja: florece varias veces al año, así que podrá disfrutarla durante mucho tiempo. Eso sí, ten en cuenta que es una planta que pide mucha luz, aunque no le gusta el sol directo. Por eso, conviene buscar un espacio luminoso sin estar expuesto al sol, y utilizar la luz de última hora para estimular la floración.

  • Plantas de exterior: si tu madre tiene terraza o, incluso mejor, un jardín, seguro que ya tiene muchas plantas en él. Es probable incluso que sea una aficionada a las plantas y flores.

Desde aquí vamos a recomendar una planta muy especial, que probablemente no tenga. La raphis excelsa, conocida como “Palmerita China”, es una planta muy original y decorativa de cuidado fácil. Tiene unas preciosas hojas en modo de abanico de color verde intenso y se adapta tanto a interior como a exteriores. En este caso, tan solo tienes que colocarla en semisombra, y, en verano, pulverizar de vez en cuando sus hojas con agua para evitar el exceso de sequedad. Si vives en lugares cálidos, ¡podrá llegar a medir tres metros!

Entradas relacionadas

Deja tu comentario