casa actual

Reforma Integral de Pia Capdevila en una casa de pueblo costero.

reforma integral e interiorismo llevado a cabo por el estudio de interiorismo Pia Capdevila Interiorismo. Se trata de una vivienda unifamiliar de 250m2 distribuidos en tres plantas con jardín y piscina situada en Calafell, Tarragona.

reforma integral e interiorismo llevado a cabo por el estudio de interiorismo Pia Capdevila Interiorismo. Se trata de una vivienda unifamiliar de 250m2 distribuidos en tres plantas con jardín y piscina situada en Calafell, Tarragona.

reforma integral e interiorismo llevado a cabo por el estudio de interiorismo Pia Capdevila Interiorismo. Se trata de una vivienda unifamiliar de 250m2 distribuidos en tres plantas con jardín y piscina situada en Calafell, Tarragona.

Esta vivienda ubicada en un pueblo costero de Tarragona refleja como ninguna los valores del estudio Pia Capdevila Interiorismo, responsable de su reforma integral, practicidad, funcionalidad, atemporalidad y calidez máxima.

La vivienda es una casa unifamiliar de 250 metros cuadrados distribuidos en tres plantas, con jardín y piscina. Tanto los materiales utilizados en la reforma -aplicaciones en madera, lacados y pequeños toques de negro- como la paleta de colores escogida, basada en tonos neutros, tuvieron como objetivo crear una base atemporal y funcional con un toque contemporáneo que no cansara con el paso del tiempo.

“Cuando llegamos, nos encontramos con una casa estéticamente pasada de moda que, además, tenía un problema de falta de aprovechamiento de espacios y capacidad de almacenaje” explica Pia Capdevila. El cliente pidió al estudio un proyecto integral que replanteara toda la vivienda para mejorar tanto estética como funcionalmente cada una de las estancias. Se marcaron unas nuevas directrices de orden y almacenaje para diseñar un proyecto que permitiera que el orden se mantuviera con el tiempo.

Tal como solicitó la propiedad, desde el estudio de Pia Capdevila Interiorismo no se replanteó una nueva distribución de los espacios, si no que se trabajó la funcionalidad y el cambio de esencia de cada uno de los ambientes. Y, a nivel general, se priorizó que el jardín de la casa fuera parte visual y estética desde interior, que la luz exterior accediera a todos los rincones del interior y que los nuevos espacios transmitieran paz.

La paleta de colores de la vivienda es una base neutra sobre la que se han destacado colores y estampados solo en las habitaciones a través del papel pintado y los textiles.

PLANTA -1: Parking y lavadero

Para sacarle el máximo partido a la planta estrecha de casi 7 metros cuadrados del lavadero, se diseñó un arrimadero lacado en gris y se concentraron todos los muebles en una misma pared con armarios altos hasta el techo y uno inferior para la lavadora, la secadora y un armario de almacenaje. Se añadió también un carrito planchador movible con espacio para guardar. La iluminación se distribuyó con focos empotrados en techo y LEDS bajo los armarios y el cerramiento se diseñó con una estructura de hierro negro de cuarterones con vidrio transparente en la que hay una parte fija y una puerta batiente con maneta, que permite pasar la luz.

PLANTA BAJA: recibidor, salón-comedor, cocina y habitación de invitados

Salón-comedor
Al ser una planta muy rectangular con salida al porche y al jardín, lo primero que se planteó la interiorista fue cómo distribuir la zona de salón y la de comedor para que la luz natural del exterior bañara tanto el salón, como la zona de comedor y llegara a la cocina, evitando la sensación de punto de fuga alargada.

Para conseguir una zona abierta de salón y comedor, y poder ganar espacio de almacenaje, se priorizaron las vistas hacia el jardín desde el comedor y el sofá esquinero con chaiselongue se colocó de espaldas al exterior para así poder usar toda la pared lineal de la planta para ubicar mobiliario de almacenaje tanto del salón como del comedor.

La mesa de comedor es un diseño a medida de Pia Capdevila para ocho comensales, dos de los laterales para cuatro comensales con sillas y el resto con un banco a medida en forma de L para cuatro comensales más y con almacenaje interior. “El diseño del comedor lo hicimos pensando en crear una pieza que, además de aportar espacio de almacenaje, nos quedara bien recogido en modo de cuadrado con la pared de la cocina”, explica Pia Capdevila.

Cocina
Para cocina se planteó un diseño muy funcional en el que se pudiera trabajar cómodamente, que reflejara un espacio acogedor donde pasar ratos en familia y donde todo tuviera su sitio. El mobiliario se escogió en tonos arena, muy en línea con los proyectos del estudio de Pia Capdevila, encimeras blancas con aplacados de madera y con madera tanto en el suelo como en aplicaciones decorativas. A través de una ventana practicable que comunica visualmente la cocina con el salón-comedor, se ha conseguido llevar la luz natural de esa zona hasta la cocina.

Habitación de invitados y home office
En esta misma planta encontramos la habitación de invitados, que hace las funciones también de pequeña oficina. Para poder convertirla en una u otra, según las necesidades de cada momento, se instaló una cama abatible doble que ocupa toda una pared que, una vez oculta, no molesta. De esta manera se consiguió una habitación extra en la planta con doble función, acogedora y cómoda.

Exteriores
Los exteriores de la casa se dividieron en tres zonas diferenciadas: un ambiente de estar, uno de comedor exterior y una zona para bañarse y descansar alrededor de la piscina. La piscina está en el centro del jardín, así que se decidió que ésta tomara el protagonismo principal de los exteriores. Se reparó y se hizo una puesta a punto de la piscina y se colocó una nueva tarima de madera que cubriera los tres espacios proyectados para dar sensación de continuidad. Los ambientes se separaron visualmente con nuevo mobiliario y con unas jardineras que, además, protegen al porche del agua de la piscina y la lluvia.

PRIMERA PLANTA: suite, habitación infantil y baño

La distribución original de la primera planta encajaba bien en las necesidades de la propiedad así que Pia Capdevila no la modificó estructuralmente, pero sí hizo un replanteamiento de los espacios de toda la zona. Al igual que el resto de la vivienda, se cambió el suelo por un laminado acabado nogal y se hizo una actualización completa de mobiliario, pintura, colores y acabados.

Suite
La habitación principal se distribuyó planteando tres zonas diferenciadas: baño, vestidor y zona de dormir, rediseñando el espacio original para aportar una lógica de almacenaje estudiada en función de las necesidades de las que partía la propiedad.

Al baño original se le han quitado varios metros para dárselos al vestidor, así que se ha priorizado la máxima capacidad teniendo en cuenta que es un espacio pequeño. Se ha escogido un mueble y una ducha muy funcionales con las medidas justas y se ha creado una repisa que ha permitido crear unos huecos decorativos d¡¡en el interior de la ducha, al mismo tiempo que da una zona extra de apoyo en la zona del lavabo. El baño está decorado con un look atemporal en tonos grises y cementosos en paredes y suelo, que añaden luminosidad y elegancia.

La zona de dormir, ahora ampliada con parte del baño original, se dividió en dos zonas a través de una pared que las separa, que por un lado hace las funciones de cabecero de la cama y por el otro es un armario en forma de U que crea un pequeño vestidor. “De esta manera, no solo hemos aumentado la cantidad de espacio de almacenaje, si no que le hemos dado un sentido a la distribución de espacios de la suite”, explica Pia Capdevila. La pared de la suite que recorre el vestidor y la zona de dormir se decoró con un papel pintado de flor liberty que aporta un toque romántico al dormitorio.

La interiorista explica que “al girar la cama y colocarla en la pared de la trasera del armario nos quedamos con poco espacio para dos mesitas de noche, así que diseñamos un cabecero del mismo material que el suelo para dar continuidad visual, con una mesita de noche a uno de los lados y una pequeña repisa a lo largo de todo el cabecero para tener una superficie de apoyo”. Al cabecero se añadió también un lineal de luz indirecta y dos apliques de lectura a cada uno de los lados. Otra de las claves de almacenaje de esta estancia, es el canapé tapizado con almacenaje en el interior.

Habitación infantil.

La habitación del hijo se decoró con un look infantil en paredes, textiles y complementos, pero con un diseño de mobiliario pensado para que pudiera crecer con él a lo largo de los años, siendo un diseño adaptable tanto para la infancia, la adolescencia e incluso como habitación para un adulto. Incluye una cama muy funcional con tres niveles que alberga una cama principal, varios cajones de almacenaje y una cama nido para invitados. Para el cabecero se diseñó un mueble a medida con gran capacidad de almacenaje en el que hasta el cabecero es un arcón con muchísimo espacio. El dormitorio también cuenta con un armario ropero de grandes dimensiones en una de sus paredes.

BUHARDILLA: Oficina en casa

“Enseguida vimos que la boardilla de la tercera planta de la vivienda era el espacio ideal para diseñar el despacho que la propiedad necesitaba ya que uno de ellos trabaja desde casa”, explica Pia Capdevila. Para convertirlo en una habitación funcional, acogedora y con luz natural, se cambió el suelo por uno de madera igual que el resto de la vivienda, se pintó el techo que originalmente era de madera oscura en blanco lacado para duplicar la luz natural, se añadieron muebles de oficina a medida también lacados en blanco, pero con aplicaciones en madera, y se ubicaron los espacios de trabajo frente a las vistas para que pudieran disfrutar de luz natural directa.

Salir de la versión móvil