Tips para aliviar el dolor de los primeros dientes en los bebés.

denticion bebes

La salida de los dientes temporales o de leche es una parte inevitable del desarrollo de los bebes que empieza alrededor de los 6 primeros meses de vida y que se puede alargar hasta los 3 años. Este proceso largo y molesto puede causar que los pequeños estén muy inquietos, y suele empeorar durante las siestas y la hora de acostarse, cuando no tienen tantas distracciones. ¿Y qué hay que hacer en estos casos?

6 trucos que ayudarán a los bebes a dormir durante la dentición.

Síntomas de la erupción dental

Al comienzo del proceso de dentición, los dientes todavía no son visibles, pero existen algunos síntomas que ayudan a identificar que al bebé le están empezando a crecer los dientes:

  • Irritabilidad y dolor, que causan llantos habituales
  • Necesidad de morder y masticar para calmar el dolor
  • Babeo excesivo
  • Inflamación y sensibilidad de las encías 
  • Rechazo a la comida
  • Problemas para dormir.

Es importante saber que la dentición NO causa fiebre ni diarrea. Si el bebé presenta estos síntomas, se debe consultar con un médico o farmacéutico.

Consejos para aliviar el dolor y favorecer el sueño

  • Masajes en las encías. Cuando las encías del bebé están irritadas y doloridas, se puede aplicar una ligera presión sobre las mismas en forma de masaje. Basta con frotar con el dedo a lo largo de sus encías cuando se esté acostando, asegurándonos siempre de habernos lavado las manos primero.
  • Alimentos blandos y fríos. Darle al bebé alimentos blandos y fríos como compota de manzanas, yogur, trozos de fruta o verdura fría… El frío ayudará a desinflamar la zona y proporcionará sensación de alivio. 
  • Limpiar la cara. El exceso de salivación generado durante la dentición genera incomodidad a los bebés, así como la cara o ropa mojada puede contribuir a la aparición de sarpullidos, lo que aumenta la incomodidad por la noche. Es importante mantener siempre la cara del bebé seca y usa baberos que no dejen que las babas empapen la ropa que lleva debajo.
  • Mordedores. Ante la necesidad de llevarse objetos a la boca para morder, es ideal darles mordedores para que los mastiquen. Es ideal que sean mordedores para bebés con muchas texturas y hechos de materiales seguros y flexibles como el caucho natural como los que ofrece la marca Oli&Carol. Hay que evitar juguetes para niños llenos de gel o líquido o cualquier objeto plástico que pudiera romperse. Además, este tipo de juguetes para bebés tiene muchos otros beneficios, como favorecer el juego sensorial, estimular los sentidos del bebé, etc. 
  • Establecer rutinas de sueño. Tener una rutina de sueño ayudará al bebé a adaptarse a sus horarios y a dormir. En la medida de lo posible, mantener la rutina que se ha establecido y trata de mantener al pequeño lo más cómodo posible ayudará a que se sienta relajado y evitaremos la inquietud.
  • Baños relajantes. Aunque no ayudan a calmar el dolor de encías, bañar al bebé antes de ir a la cama favorecerá a relajarse y a dormirse más fácilmente. Que disfrute del momento con juguetes para el baño sin agujero para que el bebé pueda seguir mordiendo de manera segura incluso en la bañera.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario