Tips para mantener y cuidar tu jardín en otoño.

Seis tips que necesitas saber para mantener tu jardín este otoño

Hace unas semanas que el verano acabó, cerrando la época donde los jardines y las terrazas tienen más protagonismo que nunca.

En verano, las familias dedican tiempo al jardín y lo preparan para los próximos meses.

Sin embargo, no debemos olvidar que es necesario cuidarlo durante todo el año y mantenerlo para que el siguiente verano esté aún más fresco. Es fundamental saber cuáles son las actividades clave para mantener el jardín este otoño y las herramientas
más adecuadas para hacerlo, evitando así que se deteriore.

Para ayudar en el mantenimiento del jardín, los expertos de Brico Depôt revelan 6 actividades para tener en cuenta a la hora de cuidar el césped durante otoño y prepararlo para invierno.

Limpiar el jardín

En otoño, es muy importante limpiar el jardín y retirar las hojas secas que se caen de los árboles. Con el tiempo, las hojas secas se descomponen e incluso pueden ser dañinas para la nutrición de algunas plantas, pues impiden el acceso a los nutrientes necesarios para el jardín durante la temporada de otoño. Estas hojas pueden usarse para hacer compost y abonar el jardín, así como para sembrar y replantar.

Además, es importante utilizar fertilizantes a lo largo de la temporada otoñal para que el jardín se nutra y el frío de invierno no le afecte bruscamente.

Podar las plantas y las flores

Durante otoño, es necesario proteger las plantas y flores del viento y del frío. Las que estén en una maceta pueden colocarse en un lugar resguardado o se puede aplicar un acolchado que las proteja del frío invernal.

El consejo más importante para podar correctamente las plantas es conocer los distintos tipos de poda: de formación, de limpieza, de floración, tras la floración, de fructificación y de rejuvenecimiento. Además, es crucial saber para qué sirve cada
una de las herramientas de poda y escoger la más adecuada según el tipo de planta o flor.

Cortar el césped y reducir el riego

A medida que avanza el otoño, el césped crece con menor frecuencia, por lo que es recomendable aumentar la altura de corte en el cortacésped y alargar los días entre corte y corte para darle al césped un descanso.

Una de las técnicas más comunes a la hora de recoger la hierba cortada es el mulching. Este método de corte consiste en, precisamente, no recoger el césped cortado, sino que mientras el cortacésped va pasando por el jardín, deje caer al terreno la hierba cortada. De esta manera, no es necesario abonar el césped.

Esta técnica permite no tener que abonar el césped, ya que se consigue un abonado ecológico garantizando un aporte de nutrientes de forma constante y duradera equivalente a un abono de larga duración. Asimismo, esto supone un ahorro
económico, ya que no es necesario comprar abono. Por último, el mulching también evita la erosión del suelo.

Por otra parte, se acerca la época de lluvias y el frío, hecho que hace necesario disminuir el riego del césped para evitar daños tanto a las raíces como al suelo.

Fertilizar y abonar el jardín

Para cuidar el jardín en la época otoñal, es muy recomendable colocar compost a las plantas, pues la tierra que hay alrededor se mantendrá húmeda y fresca. De esta manera, las plantas también absorberán los nutrientes necesarios para mantenerse vivas en los próximos meses.

Es importante tener cuidado al mover la tierra y no dañar ni las raíces ni el suelo, acciones que debilitan la adherencia de las plantas.

Plantar en otoño

Durante la estación otoñal, suelen cultivarse bulbos específicos que resisten muy bien las bajas temperaturas y, además, en unos meses se convertirán en flores preciosas. Entre ellos, encontramos: tulipanes, ajos ornamentales, Amarilis, narcisos, jacintos, azucenas y violetas.

Proteger los muebles de exterior

Por último, también es importante salvaguardar el mobiliario situado en el jardín para evitar un desgaste acelerado. Así, los muebles deben colocarse sobre una superficie adecuada y no directamente sobre la tierra o el césped, tratar cada mueble de
manera diferente según el tipo de material que esté hecho (madera, aluminio, plástico, fibras naturales, hierro…) y utilizar fundas protectoras de la lluvia y la humedad adecuadas a cada uno de los muebles.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario