Todo sobre el diseño de casas bioclimáticas.

Todo sobre el diseño de casas bioclimáticas

Son el tópico de moda en el mundo del diseño y una tendencia que trae solución a muchos de los problemas de la época en la que vivimos. Hoy te contaremos todo sobre el diseño de casas bioclimáticas para que comprendas por qué están en boca de todos y lo importantes son para el Planeta.

Quienes saben del mundo de la arquitectura y el diseño seguro ya han escuchado hablar de ellas. Las casas bioclimáticas ganan cada vez más adeptos alrededor del mundo y son cada día más quienes eligen construir este tipo de viviendas. Pero con la proliferación de esta tendencia también aparecen las dudas sobre el concepto y la ejecución. Es por esto que desde Manuel Torres Design nos han preparado esta guía donde te explicaremos de qué se tratan las casas bioclimáticas y cuál es la mejor manera de diseñarlas.

Sin temor a estar equivocándonos, podemos afirmar que la batalla por mantener nuestro planeta y preservar el medio ambiente no está saliendo del todo bien. Como humanidad tenemos problemas de desforestación, sobreexplotación de recursos o contaminación masiva, entre otros, y los esfuerzos que se están haciendo no parecieran ser suficientes para contrarrestar este grave impacto. Es por eso que continuamente surgen nuevas ideas en las distintas industrias que buscan ser una solución para disminuir la crisis medioambiental en su ámbito específico.

Es precisamente en este contexto donde nacen las casas bioclimáticas como respuesta al incremento de consumo energético en los hogares y con el objetivo de optimizar recursos.

¿Qué es una casa bioclimática?

Se llama casa bioclimática a una vivienda que tiene la capacidad de conservar niveles de temperatura interior adecuados al usar simplemente los recursos naturales que tiene en su medio más cercano, siendo estos renovables y no contaminantes.

Principalmente, las casas bioclimáticas utilizan la energía solar almacenada en los materiales con los que la edificación misma ha sido diseñada y lo complementan con un aislamiento efectivo. Esto puede parecer sencillo, pero para llevarlo a cabo se requiere el trabajo de un equipo de expertos que considere cada aspecto del proyecto para conseguir este resultado.

Por supuesto, todo dependerá de la adaptación al área y al clima de la zona donde está ubicada la casa, ya que no se podrán generar construcciones iguales en zonas costeras o de montaña por sus necesidades energéticas diversas. Entonces, lo que tendremos es un enfoque distinto generado especialmente para cada vivienda con el objetivo de conseguir eficiencia climática y energética.

Diseño de terrazas con el verde como protagonista

Algunos detalles importantes
La orientación de una casa bioclimática es muy importante. Nos encontramos en el hemisferio norte y aquí la orientación que más horas de radiación recibe es la sur. En cambio, si nos encontráramos en el hemisferio sur, por ejemplo, la orientación adecuada sería la norte. Esto significa que los filtros y las placas solares deberán ser colocadas teniendo esto en cuenta. Estos detalles, como el aislamiento correcto de todas las puertas y las ventanas, son las cualidades que conseguirán eficiencia en la casa biodinámica.

Fomentar la existencia y construcción de casas bioclimáticas es una de las tendencias que el mundo de la arquitectura y diseño se proponen para las próximas décadas. Junto con las casas inteligentes, que incorporan la domótica para cuidar recursos y sostener nuestro medio ambiente, estas construcciones apuntan a cuidar nuestro entorno y vivir de una forma más sustentable.

Diseño de casas bioclimáticas

Al diseñar una casa siguiendo los principios bioclimáticos, seremos capaces de ahorrar mucha energía para conservar nuestro medio ambiente. Si queremos que el resultado sea exitoso, debemos considerar algunos puntos como estos que mencionaremos a continuación:

Estudio del clima: Para que el diseño bioclimático sea eficiente, es necesario realizar de forma previa un buen estudio del clima de la zona en la que se encuentra la casa. Considerando no solo, como se ha mencionado, la orientación, sino también la forma y el volumen de la construcción, la captura de la radiación solar y la protección en verano. Otro aspecto a tomar en consideración son las sombras que el edificio proyectará y cómo eso lo afectará.
Aislamiento térmico: De nada sirve hacer un estudio climático si el aislamiento térmico de la casa no se hace correctamente. Un edificio que está mal aislado consumirá hasta un 30% más de energía que si lo estuviera. Esto no solamente sucede en invierno: estas pérdidas se darán tanto en la estación más fría como en la más cálida, provocando en un caso disminución de calefacción y en el otro de aire acondicionado.
Puentes térmicos: Una capa de aislamiento que sea constante y que no contenga interrupciones evita los puentes térmicos, que son la principal causa de pérdida de calor en las construcciones tradicionales.
Alto rendimiento en ventanas: Las ventanas son siempre uno de los elementos más débiles de los hogares cuando nos referimos a cuestiones energéticas. ¿Por qué? Porque aproximadamente un cuarto del gasto de calefacción o refrigeración responde a la pérdida de calor a través de las ventanas. Por eso una vivienda bioclimática deberá tener una buena calidad en las mismas y una instalación correcta para garantizar la eficiencia energética.
Ventilación mecánica: La ventilación es fundamental para la recuperación de calor y permitirá que el aire interior esté continuamente renovado. Un recuperador de calor te garantizará que el aire que en invierno puede llegar a los cero grados se cruce con el aire expulsado que puede estar a 22 grados, para producir la energía interna que convierta el aire frío en cálido sin necesidad de una calefacción adicional.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario