Trucos de experto para cuidar tus prendas de lino

Con la llegada del verano, el lino se convierte en el protagonista indiscutible de nuestros armarios. Su alta resistencia y durabilidad hacen de este tejido natural una opción ideal para las prendas veraniegas, ligeras y frescas. No obstante, su baja elasticidad lo hace susceptible a arrugarse con facilidad.

Desde hace más de 125 años Miele garantiza el cuidado completo de tus prendas desde el lavado hasta el secado y el planchado. Su amplia variedad de electrodomésticos se adapta a tu estilo de vida y necesidades con soluciones innovadoras y diseños atractivos. Descubre cómo Miele puede transformar tu rutina de cuidado de ropa y proporcionarte resultados simplemente perfectos para el cuidado de tus prendas de lino, asegurando que puedas disfrutar de su frescura y comodidad durante todo el verano.

Lava con cuidado, es la clave para mantener el lino
Las prendas de lino blancas y claras se pueden lavar a un máximo de 60ºC, mientras que las de color hasta 40ºC, utilizando un detergente para prendas delicadas sin blanqueador. Los detergentes desarrollados por Miele, están formulados específicamente para sus lavadoras y secadoras, garantizando resultados óptimos con una dosificación mínima, contribuyendo además a la protección del medio ambiente.

Secado al Aire Libre: La Mejor Opción
El secado es otro aspecto crucial en el cuidado del lino. No se aconseja centrifugar las prendas de esta fibra natural o hacerlo lo menos posible siendo la mejor opción el secado al aire libre. Antes de colgarlas, dale a cada prenda su forma habitual para evitar deformaciones.
Los tejidos de lino se secan más rápida y fácilmente si se les hace un pre secado aplicando la opción “Alisar Extra” a tu programa habitual, reduciendo así las arrugas y facilitando el planchado posterior. Recuerda, el lino es muy susceptible a la aparición de moho, por lo que es vital asegurar que esté completamente seco antes de guardarlo.

Evita daños indeseables
Para comprobar la resistencia al desteñido de tus prendas de lino, puedes realizar una sencilla prueba: coloca una esquina de la prenda entre dos paños blancos y plánchala a vapor y alta temperatura. Si el color se transfiere al paño, significa que la prenda destiñe.
Para evitar daños y roturas en las prendas los tambores de las lavadoras de Miele son especialmente cuidadosos: gracias a la estructura de panel de abeja de la superficie, la ropa se desliza suavemente sobre una fina película de agua.

Además, Miele somete sus máquinas a rigurosos tests de durabilidad, como las 10,000 horas de lavado. Este compromiso con la calidad y la durabilidad asegura que las lavadoras y secadoras brinden el mejor rendimiento y cuidado para tus prendas durante muchos años.

Prevén la aparición de arrugas desde el lavado
Para disminuir la aparición de arrugas durante el secado, Miele recomienda añadir la opción “Alisar Extra” a tu programa habitual de lavado. Este extra no solo disminuye las arrugas, sino que también facilita en un 50% posterior planchado, ahorrándote tiempo y esfuerzo.

Planchado: Un Toque Final Perfecto
Para el planchado, se recomienda hacerlo con calor (tres puntos) y usando vapor. Una base antiadherente de la plancha evitará zonas de brillo no deseadas. Si no te gusta planchar, Miele tiene la solución perfecta con su sistema de planchado FashionMaster, que convierte esta tarea en algo rápido y sencillo, incluso para grandes montañas de ropa y chaquetas robustas de lino. La tecnología innovadora de FashionMaster asegura resultados perfectos con el mínimo esfuerzo.

Alta Boletín Casa Actual
Suscríbete a nuestra newsletter de contenidos y recibe información actualizada.
icon

Entradas relacionadas