Trucos para mejorar el rendimiento de tu smartphone.

Trucos para mejorar el rendimiento de tu smartphone.

Nuestro dispositivo móvil es una herramienta tan esencial en nuestro día a día que podría decirse que se ha convertido en “una prolongación de nosotros”. Lo utilizamos para comunicarnos, para realizar nuestras compras, consultar información, o compartir en redes sociales nuestros momentos de relax y ocio. Sin embargo, conforme pasa el tiempo, el smartphone podría funcionar más lento de lo normal y lo esperado.

Para acelerar la velocidad de tu teléfono móvil y disfrutar del mismo rendimiento como recién salido de fábrica SPC, ofrece estos consejos prácticos y sencillos:

Mantén la memoria RAM a raya: controla las apps abiertas en segundo plano y libera la caché

La memoria RAM es la encargada de hacer correr las aplicaciones y con el tiempo se va llenando hasta acabar por ralentizar el dispositivo. Para ello, hay varias opciones de mejora, como controlar aquellas apps que se encuentran abiertas en segundo plano, y limpiar la caché con frecuencia. En caso de necesitar una ayuda extra para borrar la caché de cada de una de las apps, existen aplicaciones de limpieza que automatizan este proceso, lo que ahorra tiempo al usuario.

Además, reinicia periódicamente el dispositivo para vaciar completamente la memoria RAM. Esto permitirá que las aplicaciones puedan utilizarse durante largos períodos sin experimentar ralentizaciones ni problemas de rendimiento.

Desactiva animaciones del dispositivo para mejorar la velocidad

Si bien los efectos visuales instalados en el dispositivo le aportan un acabado excepcional, algunas animaciones pueden consumir demasiados recursos del smartphone y hacer que la interfaz se sienta más lenta. Para solucionarlo, puedes comprobar en el apartado de Ajustes > Accesibilidad que no tengas activadas opciones de animación que no sean necesarias.

Otra opción para mejorar el rendimiento es acudir a la sección de opciones de desarrollador en la configuración del sistema (si no está visible, ve a “Acerca del teléfono” y toca varias veces en “Número de compilación” hasta que se active). Una vez allí, busca la opción “Escala de animación de ventana” y establece los valores de animación en 0.5x o desactívalos por completo. Esto acelerará la transición entre aplicaciones y pantallas.

Por otro lado, para que la navegación a través del smartphone sea ágil, desactiva widgets que ya no utilices, ya que consumen memoria. Usa solo los indispensables.

Libera espacio de la memoria interna: elimina apps y archivos que ya no utilices

Si tienes aplicaciones instaladas o gran cantidad de archivos en la memoria de almacenamiento de tu smartphone, es posible que estén ocupando demasiado espacio y ralentizando el sistema. Busca las aplicaciones instaladas y elimina aquellas que no empleas con frecuencia para que el dispositivo vaya más fluido.

Además, revisa tu galería de fotos y videos, que son archivos de un tamaño considerable, y elimina los archivos que no necesites, ayudándote de la función que permite crear una copia de seguridad de los archivos en la nube. Cuanto más espacio disponible tengas, mejor será el rendimiento general.

Restablece a la configuración de fábrica

Si en caso de emergencia ya has probado todos los trucos anteriores y aún experimentas problemas de rendimiento, puedes considerar restablecer tu smartphone a la configuración de fábrica. Antes de hacerlo, asegúrate de hacer una copia de seguridad de tus datos importantes, ya que este proceso eliminará toda la información de tu dispositivo. El restablecimiento de fábrica te dará un punto de partida limpio y lograrás que el smartphone funcione como si acabara de salir de fábrica, brindándote la fluidez y eficiencia que necesitas en tu día a día.

Alta Boletín Casa Actual
Suscríbete a nuestra newsletter de contenidos y recibe información actualizada.
icon

Entradas relacionadas