Home » Artículos » Todo sobre la lejía, esa gran desconocida
Home » Artículos » Todo sobre la lejía, esa gran desconocida

Todo sobre la lejía, esa gran desconocida

La lejía está presente en los hogares españoles desde la aparición de la primera botella de lejía Conejo en 1889. Con los años se ha convertido en un producto indispensable en los hogares de nuestro país tanto por sus cualidades únicas como su bajo coste. Sin embargo, ¿conocemos todas sus capacidades?

En primer lugar, hay que tener claro que lejía es sinónimo de limpieza y desinfección, ya que es capaz de destruir bacterias y hongos. Puede ser, por tanto, uno de tus principales aliados para mantener tu casa impoluta, ya que es ideal para limpiar la lavadora, desinfectar la nevera, suelos y superficies, blanquear el inodoro, eliminar el moho y acabar con los malos olores.

Las potentes propiedades desinfectantes de la lejía la convierten en el método más eficaz para eliminar restos de suciedad, olores y manchas en distintas zonas del hogar. Por ejemplo, entre sus múltiples cualidades resalta que:

Es apta para distintas superficies
Eficaz para combatir olores
Es el mejor blanqueante para la ropa
También es utilizada para eliminar algunos de los microorganismos que provocan alergias.
Puede utilizarse de forma diaria, incluso en hogares con niños y mascotas.
La lejía es apta para múltiples superficies*.
Existen muchos mitos alrededor de las lejías, pero para poder discernir entre verdades y mentiras es imprescindible entender cómo funciona la lejía y, sobre todo, cómo debe utilizarse.

La lejía actúa entrando en contacto con la suciedad, manchas, gérmenes y olores. Se producen reacciones químicas que pueden romper las moléculas la suciedad o bien desnaturalizar las proteínas de las células de los microorganismos, provocando la muerte o inactivación de los mismos.

Para muchos “el mejor desinfectante del hogar”. Aquí os dejamos algunos consejos para sacar todo el potencial de este producto y utilizarlo de forma adecuada:

1. Es muy importante que leamos la etiqueta de cada prenda y/o tejido para saber si podemos o no usar lejía en ella.
2. Evita mezclarla con otros productos químicos, amoniacos o ácidos ya que puede desprender gases tóxicos.
3. Usa la cantidad recomendada; ¡añadir más no te dará mayor poder de limpieza!
Ahora que lo sabes todo sobre las lejías y sus diversas aplicaciones y beneficios, ¿te animas a incorporar este producto a usos diferentes y sumarte a la desinfección?

*Es recomendable evitar el contacto con superficies de aluminio, muebles y moquetas. En caso de duda puedes probar en una zona poco visible de la superficie a tratar.

  • Lejía
  • Henkel
  • Desinfectante

    También te puede interesar…

    BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish