Home » Mascotas » Cómo actuar si tu perro se pelea
Home » Mascotas » Cómo actuar si tu perro se pelea

Cómo actuar si tu perro se pelea

Muchos de nosotros hemos presenciado alguna pelea de perros y la mayoría de veces no sabemos cómo actuar.

Porque cuando esto ocurre lo primero que pasa es que nos quedamos como paralizados y sin saber cómo reaccionar ante esta situación.

Los perros ante de atacar avisan, así que podemos intuir o  adelantarnos a esta situación tan desagradable.

Normalmente las peleas se originan por que marcan su territorio, porque siempre es la jerarquía de uno sobre otro. Luego hay que reconocer cual es la situación concreta que puede activar la pelea, normalmente estas peleas no suceden en la calle  ya que estamos en un terreno neutral.

Cuando  la pelea ya está en marcha hay que tener sangre fría para no cometer estos errores que son muy comunes y son provocados por la histeria y bloqueo de la persona, que es un  grave error ya que no conseguimos detener la pelea.

Estos son los 3 errores más comunes:

  • Gritar porque esto alienta a los perros a pelear.
  • Castigarlos físicamente porque se ponen más tensos
  • Tirarlos de la correa hacia atrás, que no sirve de nada porque el perro al estar en ese estado de tensión ni siquiera nota absolutamente nada.

Si estamos solos y podemos con el tamaño del perro, apliquemos lo que sus madres hacen para regañarlos la mejor solución de todas es levantarlos por el pellejo del pescuezo, no por el collar porque lo ahorcaríamos

Si los levantan del suelo se sentirán inseguros y pararan, tal vez queden enseñándose los dientes, pero acabaran cansándose. Si son dos amos los que están con sus perros en esta situación debería cada uno hacer esta acción con su perro.

Ojo!  Nunca hay que soltarlos porque si no empezarían de nuevo a pelear, si están solos y los perros tienen un tamaño grande hay que tener mucha atención para ver quién de los dos perros es el más fuerte para actuar sobre él, lo que tenemos que hacer es agarrarle las patas traseras y subirle el tren trasero eso si no se le ocurra soltarlo.

Si son dos los amos cada uno sube al suyo y cuando los perros se  calmaron cada uno se retira.

Si no es fácil, una cosa es la teoría y otra es verse en esa situación, pero por lo menos sabiendo la teoría  si pasamos por esa situación ya sabemos cómo actuar en esos casos.

Los perros pueden aprender a llevarse bien con sus compañeros caninos. Sólo requieren un poco de entrenamiento casero. ¿Suena simple? Bueno, no lo es exactamente. La agresión canina es un problema complejo que varía de una situación a otra.

Algunos puntos a tener en cuenta para evitar una pelea de perros:

Ten en cuenta que tu perro vera  como una potencial amenaza a cualquier perro nuevo que este en su territorio y actuara en consecuencia. Así que anticípate a los problemas.

Si estas por tener otro perro nuevo preséntaselo al que ya tienes en un lugar neutro como un parque en lugar del jardín de tu casa esto ayudara a evitar que tu perro sienta la necesidad de atacarlo

Cuando los tengas ya en la casa retira toda la comida ya que tu perro puede sentir miedo y resentimiento pensando que el nuevo le va a comer su alimento.

Ponles la correa a ambos y aliéntalos a que se huelan, o si tienes un cerco o una puerta de bebes colócala entre ellos para que se huelan en forma segura.

Observa a tu perro si se pone rígido y duro es porque siente ansiedad, los perros cachorros y los jóvenes siempre se comportan de forma sumisa hacia un perro más viejo, lamiéndole el hocico y arrastrándose con su cola entre sus patas, a veces agachándose o cayéndose al piso.

Nunca acaricies a un perro agresivo para calmarlo. Al hacerlo, estás reforzando su mala conducta y, así, permitiendo que continúe.

Separa a los perros agresivos de los otros perros siempre que no los estés supervisando para evitar una situación peligrosa.

Intenta determinar si el perro agresivo simplemente juega torpemente y actúa agresivamente o si es seriamente agresivo.

Una manera es observar cual es el perro agresor en  una pelea que estalla. Los perros que no quieren infligir daño atacan alrededor de las orejas, los costados del cuello y los hombros. Los verdaderos agresores buscan las patas delanteras, la garganta, el estómago y los ojos. El perro no agresivo puede agarrar al agresor de la oreja sin soltarlo, de modo que no pueda alcanzar su garganta..

  • perros
  • Peleas
  • mascotas

    También te puede interesar…

    BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish