Home » Bricolaje » Cómo barnizar con muñequilla.
Home » Bricolaje » Cómo barnizar con muñequilla.

Cómo barnizar con muñequilla.

El barnizado con muñequilla tiene las ventajas de aportar un acabado a la antigua, resistente y estético, sobre un mueble nuevo y de renovar el aspecto de un mueble antiguo.

Cómo barnizar con muñequilla

El barnizado con muñequilla tiene las ventajas de aportar un acabado a la antigua, resistente y estético, sobre un mueble nuevo y de renovar el aspecto de un mueble antiguo.

Se pueden dar 3 casos:

– Para un barniz mugriento: utilice mezcla de anticuario (vea la nota) o limpie el barniz con un paño empapado en esencia de trementina. A continuación, con ayuda de un paño de algodón sin pelusa, pase una mezcla compuesta de 1/3 de alcohol para barnizar, de 95°, y 2/3 de esencia de trementina. Aplíquelo mediante movimientos circulares. Deje secar y saque brillo con un paño de lana.

– Para un barniz estropeado: limpie la superficie según se ha descrito, pero sin quitar todo el barniz. Retoque con una brocha plana de pelo de marta. Dé una o varias capas de barniz con la brocha poco cargada extendiendo rápidamente sin “ir y volver”.

– Para barnizar sobre nuevo: aplique la técnica del barniz con muñequilla. Confeccione una muñequilla para cada operación (tapar los poros, barnizar, pulir) y consérvelas en tarros herméticos bien identificables.

Herramientas y materiales necesarios
Polvo de piedra pómez de seda – Papel de liza medio, fino y muy fino
Alcohol “fino” para barnizar (desnaturalizado de 95º)
Aceite de vaselina – Barniz especial para muñequilla
Mezcla de anticuario – Brocha plana de pelo
Mecha de algodón – Punto de lana usado blanco (o claro)
Paños de algodón sin pelusa – Tela de lino o mezcla usada
Guantes y mascarillas de protección – 2 ó 3 tarros herméticos

Cómo proceder

La preparación de la madera.(Vea ficha 4.4)
Trabaje en un local ventilado, lejos del fuego y donde no haya polvo.

Pase un paño impregnado en alcohol de barnizar de 95° por las partes que aún tengan barniz.

Pula con papel de lija seco enrollado en un taco de madera (vea la ficha 1.2). Utilice primero el granulado medio, después el fino y luego el muy fino. Trabaje siempre en el sentido de la veta de la madera.

– En el empalme de dos chapas proteja la unión en el sentido de la veta (1).

Retire el polvo con un paño.

Aplique con el paño aceite de vaselina sobre toda la superficie, frotando enérgicamente. Quite lo que sobre y deje secar durante 12 horas.

– Para tapar los poros, espolvoree toda la superficie del mueble con una capa muy fina de polvo de piedra pómez.

Fabríquese una primera muñequilla: enrollando una buena cantidad de mecha de algodón o doblando un trozo de punto de lana. Vierta alcohol “fino” en el centro del paño formando un “nido” y envuélvalo todo en un trozo de tela de algodón usado (2).

Amase bastante tiempo la bola hasta que se evapore el exceso de alcohol y hasta que la muñequilla se haga más flexible. a la muñequilla la forma de un huevo, con la punta dirigida hacia delante.

Frote la madera apretando progresivamente a medida que se descarga la muñequilla mediante amplios movimientos en forma de “8” para que penetre el polvo de piedra pómez en los poros más pequeños y alise la superficie (3).

Vaya recargando la muñequilla.

Guarde esta primera muñequilla en uno de los tarros etiquetados.

La aplicación del barniz
– Sobre superficies pequeñas extienda el barniz con la brocha plana de pelo largo y flexible o por medio de mechas de algodón (4).

– Para las partes planas confeccione una muñequilla de barnizar.

Doble un trozo de punto de lana blanco y añádale algunas gotas de barniz. Amáselo bien. Envuélvalo en un cuadrado de tela de lino y úselo empapado en alcohol.

– Para comprobar que la aplicación será correcta, pruebe antes sobre una tabla vieja de madera preparada.

Pase suavemente la muñequilla desl
  • barnizar

    También te puede interesar…

    BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish