La revolución en absorción acústica para entornos húmedos, exteriores e interiores: Whisper

Whisper® es una espuma de polietileno de celda cerrada diseñada para absorber ruido y reducir la contaminación acústica, un problema ambiental que, según la Organización Mundial de la Salud, sólo es superado por la contaminación del aire.

Whisper® es una solución acústica versátil y duradera que ofrece una absorción de sonido eficaz, resistencia a la humedad, retardancia a la llama y una instalación fácil y rápida.

Es adecuado para una amplia gama de aplicaciones y ha sido probado en diversas condiciones, demostrando su efectividad y seguridad en el control de ruido.

BENEFICIOS

Absorción de sonido: Whisper® es altamente efectivo en la absorción de ruido, lo que contribuye a mejorar la calidad acústica de los espacios, ya sea para conversaciones, música o para reducir la contaminación acústica en entornos industriales o de transporte.

Retardante a la llama: El material es resistente al fuego y ha sido clasificado como autoextinguible, lo que lo hace seguro en términos de prevención de incendios.

Resistente a la humedad: Mantiene sus propiedades estructurales y acústicas incluso después de la exposición a la humedad, lo que lo hace ideal para entornos donde la humedad no se puede controlar completamente.

Estructura resistente: Su estructura semirrígida hace que sea fácil de cortar e instalar, y proporciona una base sólida para su uso.

Ligero: Con un peso inferior a 1,5 kilos por metro cuadrado con un grosor de 50 mm, es fácil de manejar y de instalar, lo que facilita su uso y reduce los costos de instalación.

Sin fibras: No contiene materiales fibrosos, lo que significa que no causa irritación y no se desmenuza. Además, tiene un bajo índice de COV y cero PAO, lo que lo hace ambientalmente amigable.

Resistente a los rayos UV: Ha sido probado para resistir la exposición a los rayos UV, lo que lo hace adecuado para instalaciones exteriores.

Atenuación acústica: Contribuye a la reducción del ruido en aplicaciones donde la fuente y el receptor están en diferentes salas, proporcionando una barrera efectiva contra el sonido.

Fácil de lavar: Es resistente a sustancias como hidro-alcohol, detergentes, compuestos de amoníaco o peróxidos de hidrógeno, lo que lo hace adecuado para entornos hospitalarios y fácil de mantener limpio.

Seguridad y eficiencia: No contiene fibras irritantes, lo que reduce la necesidad de equipos de protección durante la instalación, disminuyendo los costos y aumentando la eficiencia.

Versatilidad: Se ha probado en una amplia gama de proyectos globales, desde viviendas hasta aulas escolares, piscinas y barreras acústicas ferroviarias, demostrando su versatilidad y efectividad en diferentes aplicaciones.

Alta Boletín Casa Actual
Suscríbete a nuestra newsletter de contenidos y recibe información actualizada.
icon

Entradas relacionadas