Home » Artículos » Cómo evitar daños mayores en casa por las inundaciones.
Home » Artículos » Cómo evitar daños mayores en casa por las inundaciones.

Cómo evitar daños mayores en casa por las inundaciones.

CÓMO EVITAR DAÑOS MAYORES EN CASA POR LAS INUNDACIONES

Septiembre es el mes de la vuelta al cole, al trabajo y, en general, a la rutina tras las vacaciones. Sin embargo, también es el mes en el que pasamos del verano al otoño lo que provoca fenómenos atmosféricos como la gota fría, con lluvias torrenciales que pueden causar estragos en nuestra vivienda, tal y como hemos visto en estos últimos días. Mari Luz Santander, experta en Home Improvement de ManoMan, ha recopilado una serie de precauciones tanto para prevenir como para evitar posibles daños mayores en nuestro hogar debido a la persistencia de este fenómeno meteorológico.

Prepara tu vivienda para la llegada de tormentas y fuertes lluvias

  • Realizar un buen mantenimiento de tu vivienda te evitará muchos dolores de cabeza, sobre todo ante la llegada de fuertes lluvias. Para ello, se recomienda:
  • Revisar todos aquellos elementos de recogida de aguas pluviales (sumideros, rejillas, bajantes…), para comprobar que no haya objetos que taponen o impidan la evacuación del agua.
  • Reparar goteras y grietas que puedan provocar filtraciones de agua y que, además, puedan agravarse en caso de fuertes lluvias.
  • Recoger toldos y asegurar pérgolas, antenas de televisión o aparatos de aire acondicionado que estén a la intemperie y que pueden verse afectados por rachas de viento o granizo.
  • Retirar del sótano y partes bajas de la vivienda todo el mobiliario que sea posible, así como objetos de valor. También resulta recomendable tener una bomba de achique.
  • Proteger la puerta de entrada en bajos y viviendas a nivel de la calle, colocando burletes y elementos que impidan la entrada de agua del exterior. Así mismo, asegúrate que las ventanas están bien cerradas para evitar que pueda entrar agua en casa. En caso de granizo, resulta recomendable bajar las persianas para evitar la rotura de cristales.
  • Tener a mano linternas y velas para no quedarnos a oscuras ante los posibles cortes de luz que suelen producirse en caso de lluvias torrenciales. También resulta recomendable desconectar los electrodomésticos para protegerlos de una subida de tensión eléctrica, así como tener los equipos informáticos conectados a un SAI o Sistema de Alimentación Ininterrumpida que protege contra picos y caídas de tensión, cortes de energía y sobretensiones prolongadas.

Seguros de hogar: qué hacer en caso de haber sufrido daños

¿Sabías que más de un tercio de los siniestros que se producen en los hogares españoles tienen como origen fenómenos atmosféricos? Por ello, tener asegurada nuestra vivienda resulta imprescindible si queremos evitarnos el desembolso que supone reparar los daños ocasionados, ya que el coste puede llegar a ser elevado.

Si la gota fría te ha pillado de improviso y ha ocasionado desperfectos, te aconsejamos que sigas estos pasos a la hora de dar parte al seguro:

  1. Identificar si los daños son de origen privativo o comunitario. En el caso de viviendas unifamiliares los desperfectos en cubiertas, fachadas y ventanas pertenecen exclusivamente a la vivienda. En viviendas situadas en un edificio, será el seguro comunitario quien se haga cargo.
  2. Comprobar si lo que ha provocado el daño ha sido la falta de mantenimiento o un defecto constructivo. En estos casos, puede que no estén cubiertos por el seguro de hogar.
  3. Consultar a través de este enlace los datos registrados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para comprobar si se han superado los umbrales de intensidad de las precipitaciones y rachas de viento.
    Por otra parte, si nuestra zona se ha catalogado como catastrófica o se han producido fenómenos atmosféricos extraordinarios como inundaciones, será el Consorcio de Compensación de Seguros quien se responsabilice de su reparación.
    En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el perito designado por tu compañía de seguros será quien se encargue de valorar los daños y determinar su origen. El hecho de que estén o no cubiertos por la póliza dependerá de las coberturas y exclusiones contratadas.
    Por esta razón, insistimos que más vale prevenir realizando de forma periódica un correcto mantenimiento de la vivienda que garantice la seguridad de nuestro hogar y de sus ocupantes. ¡No olvidemos que es lo más importante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

También te puede interesar…

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish