Home » Artículos » Tipos de reformas que aumentan el valor de una vivienda.
Home » Artículos » Tipos de reformas que aumentan el valor de una vivienda.

Tipos de reformas que aumentan el valor de una vivienda.

Tipos de reformas que aumentan el valor de una vivienda. Por Decoración y Reformas

Los factores que pueden aumentar el valor de una propiedad son innumerables, pero el punto de partida es siempre una buena reforma: estratégica y bien diseñada

Cuando se dispone de un presupuesto considerable, en definitiva, siempre merece la pena renovar la vivienda porque, por una pequeña inversión, el precio global del inmueble puede aumentar hasta un 20% (un 12% si restamos el coste de la obra). Revalorizar una casa con una reforma es siempre una buena inversión

Esto significa que, si se está a punto de vender una casa por 100 mil euros, gastar 8 mil en obras de renovación podría ayudar a vender la misma propiedad por 120 mil euros con una ganancia adicional de 12 mil euros.

Sin tener en cuenta que paralelamente también disminuye el tiempo de venta o alquiler.

Sin embargo, no siempre las renovaciones tienen la misma capacidad de aumentar el valor de una propiedad, a veces lo mejor es contactar con una empresa de reformas para asesorarse.

Ponerse en contacto con expertos en reformas integrales, pedir presupuestos de decoloración y reformas y dejarse guiar para encontrar la solución ideal.

Valor del inmueble: cuando la técnica del “home staging” no es suficiente

Tal es el interés en este ámbito que también existe una estrategia de marketing, llamada home staging, que puede ayudar al propietario a aumentar las posibles ganancias de una venta o un alquiler.

El término, muy de moda en los últimos tiempos, deriva de hecho de las palabras inglesas home (casa) y stage (escenario) que, juntas, indican tanto la capacidad de montar los ambientes para mostrarlos en su mejor momento, como las técnicas de renovación funcionales para la venta.

América enseña: obras que aumentan el valor de la casa

Para los aficionados a los famosos programas de televisión como “Brothers in Business” han entendido que, aunque se tenga prisa por vender, renovar siempre es ventajoso y los contratistas y las empresas de reformas ayudan a conseguirlo

Unos cuantos sacrificios y un poco de paciencia, en definitiva, pueden ayudar a ganar varios miles de euros en pocos meses.

Cosas fundamentales que se deben saber antes de realizar una reforma:

Comodidad vs tamaño: ¿Cómo se dispara el valor de los inmuebles?
La época de los grandes tamaños ha terminado: ya nadie tiene tiempo para limpiar, las familias son cada vez más pequeñas y por si fuera poco, amueblar una casa grande requiere un gran presupuesto.

¿Qué buscan los compradores de hoy? Casas pequeñas, pero bien distribuidas, en las que se puedan mover cómodamente y sin impedimentos.

No hace falta recordar que es la demanda la que marca el precio de la oferta: por eso las casas pequeñas con grandes espacios abiertos y puertas correderas están en el mercado a precios bastante elevados. Los espacios abiertos son una manera, por ejemplo, de ganar espacio en una cocina.

Añadir un baño y vuelve a calcular el valor de la propiedad
Pocas personas tienen la capacidad de ver en perspectiva, imaginando cosas que aún no es posible tocar con las manos: no es de extrañar que las casas con un solo baño ni siquiera se consideren.

En el acelerado mundo actual, dos baños son indispensables, incluso en los hogares donde sólo viven dos personas.

Por otro lado, asumir las obras de construcción de un segundo cuarto de baño, incluidos los permisos, el suelo y la fontanería, desanima a cualquiera que esté pensando en comprar una casa.

La presencia de dos aseos y la posibilidad de poder evitar las odiosas reformas integrales de los baños antes de entrar en la casa, son factores que pueden aumentar el valor total de la vivienda en más de un 10%.

Ingeniería de planta de nueva generación
No importa que los suelos y las instalaciones sean nuevos: si los sistemas son viejos, significa que tarde o temprano habrá que romperlo todo y tener que lidiar con fontaneros, electricistas y albañiles o recurrir a una empresa de reformas para que lo coordine todo.

Una pesadilla que nadie quiere correr, sin tener en cuenta los posibles imprevistos y problemas de seguridad.

Los sistemas de instalaciones antiguos además, corresponden la mayoría de las veces a grandes desembolsos: no sólo porque quien tiene que comprar una casa está seguramente bien informado, sino que sobre todo, los temas de ahorro de energía y agua han cobrado mucha importancia para los futuros compradores.

Los sistemas antiguos, en definitiva, pueden hacer que el valor de una casa con gran potencial caiga en picado.

Exteriores funcionales: el verde hace que el valor catastral de una propiedad se dispare Si hay un tipo de reestructuración que puede aumentar el valor de una propiedad es sin duda el del exterior.

Incluso una casa pequeña puede resultar atractiva si el comprador potencial se imagina en el jardín, compartiendo una barbacoa con los amigos o jugando en el césped con perros y niños.

Renovar los exteriores, además, es muy barato, pero puede aumentar el valor de la casa hasta un 10%.

Ventanas y suelos: la vista siempre tiene un precio (más alto)
Ver una habitación en su estado original o con ventanas y suelos antiguos de los años ochenta, por desgracia, puede generar una impresión negativa.

Una casa que lleva mucho tiempo sin venderse acaba devaluándose inexorablemente, por lo que las instalaciones, los azulejos de la cocina y los suelos adquieren una importancia primordial. Las reformas integrales de ventanas y suelos revalorizan mucho el valor de una vivienda.

Además, las ventanas y las puertas están en la base de un buen aislamiento térmico de la casa y en consecuencia, son decisivas para el cálculo de los costes en la factura.

La importancia de las certificaciones energéticas
Volviendo al tema de las ventanas, una cosa es saber que los marcos con rotura de puente térmico permiten un ahorro considerable, y otra saber cuánto se va a ahorrar.

Aquí es donde entra en juego la certificación energética, un documento que se ha convertido en obligatorio para los edificios nuevos.

Este documento especial, que certifica de forma inequívoca cuál será el ahorro real desde el punto de vista del consumo, aumenta considerablemente el valor de la propiedad.

Entre las obras certificables se encuentran no sólo las ventanas y puertas, sino también los tejados ventilados, los aislamientos, los sistemas fotovoltaicos, la domótica y todo lo que contribuya a ahorrar energía en la casa.

Impresionar con el “paquete de confort”
A veces no es necesario intervenir con obras estructurales de envergadura porque incluso unas pequeñas reformas pueden ser decisivas.

Aquí es donde entra en juego el paquete confort: un conjunto de mejoras por unos pocos miles de euros que aumentan el valor de la casa.

De hecho, con sólo 3.000 euros se puede aumentar la habitabilidad de una vivienda de forma realmente interesante.

¿Cómo? Con mosquiteras, alarmas antirrobo y aparatos de aire acondicionado, los tres remedios a las molestias diarias más comunes: los molestos insectos, el miedo a los ladrones e intrusos y el bochornoso calor.

Entreplantas: aumentan el valor de la propiedad en un 20%.
Una casa pequeña puede ganar valiosos metros gracias a una entreplanta: lo saben bien los amantes de las casas pequeñas, para quienes la comodidad no va necesariamente de la mano del tamaño.

Así, un apartamento de una habitación de 50 metros cuadrados puede convertirse en una mini vivienda de dos habitaciones gracias a un altillo y alcanzar un interesante precio de mercado si está completamente renovado y amueblado.

El vestidor: nunca decepciona a una mujer
Al renovar una casa, hay que consideran la posibilidad de tener un armario de pladur o un vestidor.

El vestidor es el sueño de toda mujer y, a la hora de elegir entre mil propiedades similares, puede ser decisivo.

Los detalles siempre marcan la diferencia: todo limpio y ordenado
Si la vivienda ha sido completamente renovada pero no se consigue vender, probablemente significa que no se está prestando atención a los detalles: los accesorios de decoración, las cortinas y los cojines son irrelevantes en cuanto al valor de la vivienda, pero son esenciales para transmitir sensaciones positivas a un comprador potencial.

Por otro lado, los suelos y las ventanas limpias ayudarán a dar brillo y luminosidad a la casa.

Siguiendo todos estos consejos, o alguno de ellos, el valor de la propiedad que se desee vender aumentará con toda seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

También te puede interesar…

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish