¿Cuánto cuesta instalar una caldera de gas?

¿Cuánto cuesta instalar una caldera de gas?

Instalar una caldera de gas es una opción muy sugestiva ya que garantiza una óptima calefacción de la vivienda sin que se dispare el consumo eléctrico, siendo además un sistema de climatización eficiente, seguro y muy sencillo de manejar, sin que todas estas ventajas comporten un precio muy elevado, máxime si consideramos que hay empresas especializadas en su venta e instalación que ofrecen facilidades de financiación.

Además, hay modalidades de calderas de gas que incluso cubren la demanda de agua caliente sanitaria que pueden requerir varios grifos o duchas, y si se opta por los fabricantes de referencia se tendrá la seguridad de estar adquiriendo un producto de fiabilidad y rendimiento garantizados, que hará una importante contribución al confort climático doméstico, y por tanto a la calidad de vida en el hogar.

¿Cuánto cuesta una caldera de gas?

Los precios de las calderas de gas pueden variar en función de cada fabricante o modelo pero con programas de financiación pueden salir por una módica cuota mensual, que iría desde los 42 euros hasta los 98 aproximadamente de las gamas más altas de las marcas líderes del mercado.

Otros aspectos que hay que considerar antes de elegir la caldera de gas

Con todo, es recomendable que el precio no sea la única variable a tener en cuenta a la hora de elegir una caldera de gas, ya que habría que valorar criterios como la potencia de calefacción que se precisa en la vivienda, el número de cuartos de baño existentes, el tipo de combustible que se tiene en el inmueble… Por todo ello, siempre resulta muy aconsejable recabar un buen asesoramiento profesional antes de decidirse por cualquier modelo.

La importancia de acertar en la elección de la empresa instaladora

Asimismo, también es muy importante hacer una buena elección de instaladores de calderas, y decantarse por una empresa que al margen de ofrecer una buena ofertafacilidades de financiación, incluya en el precio o en la cuota mensual el IVA y la instalación, así como que proporcione una amplia garantía para defectos derivados de esta última (la caldera tendrá además la suya propia del fabricante).

Con empresas avaladas por una dilatada trayectoria siempre se acierta


Igualmente, es esencial apostar por una empresa que aporte la confiabilidad que solo emana de una amplia trayectoria en su sector, porque esa es la mayor seguridad que se puede tener de que no solo se adquirirá un producto de calidad, sino que además el usuario se beneficiará de un servicio de instalación diligente e inmediato.

En este sentido, resulta primordial que la empresa acredite que es instaladora oficial de las marcas líderes del mercado como Vaillant, Saunier Duval, Junkers o Chaffoteaux.

Teniendo en cuenta todos estos factores la adquisición de una caldera puede ser una compra que mejore exponencialmente la habitabilidad de la vivienda, pudiéndose además obtener a un precio asequible y con facilidades de financiación, por no hablar de todo el ahorro que supone en consumo eléctrico de la calefacción, algo muy a valorar si consideramos la espiral alcista de la electricidad.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario