Home » Infantil » Cómo calzar a nuestros hijos e la Vuelta al Cole
Home » Infantil » Cómo calzar a nuestros hijos e la Vuelta al Cole

Cómo calzar a nuestros hijos e la Vuelta al Cole

Nuestros pequeños ya han vuelto a las clases, y con esta vuelta vienen muchos gastos, en algunos podremos ahorrar e incluso no hacerlos por superfluos, pero hay algunos que son una inversión de futuro. Una lógicamente son los libros y otro normalmente olvidado son sus pies, el calzado.

Porqué es importante el calzado? Pues sencillamente ¿Habéis probado de llevar un zapato de una talla menos o de dos tallas más? En una camiseta o en el chándal de deporte, no importa, si enseñan la barriga por corto o las mangas le van largas, esto no les comportará ningún problema físico, en cambio sus pies si el niño anda mal porque le vienen grandes o pequeños, ajustados o deformados, acabará teniendo consecuencias terribles en el resto de su organismo. Caminar con dificultad puede acarrear problemas en la columna vertebral, por ejemplo.

Calzado adecuado para cada actividad
A lo largo del curso escolar los niños realizan un buen número de actividades que resultan variadas entre sí mismas. Es así como debemos tener el calzado que se ajuste a cada momento de la forma más precisa.

Salvo que tengan que llevar un determinado zapato conjuntado con el uniforme escolar, la mayoría de niños suelen llevar deportivas para ir al cole, tanto si van a hacer deporte como si no. Los podólogos aconsejan que el calzado deportivo sea específico para esa actividad. Incluso dentro del deporte, también habría que distinguir el modelo adecuado según el que practique.

Según los especialistas los zapatos deben tener unas características básicas:

La parte delantera debe ser suficientemente ancha para que los dedos puedan moverse y, de ese modo, estimular la musculatura del pie.
El zapato debe estar bien sujeto al pie. Los cordones, boas y los velcros son perfectos.
Elegir siempre un material transpirable para evitar que el sudor se acumule en su interior.
Los zapatos deben llegar hasta la parte inferior de los huesos del tobillo, con el fin de facilitar el movimiento. En el caso de las botas han de ser de un material flexible.
La suela debe ser flexible a la altura del inicio de los dedos, ligera y de un material que se agarre bien al suelo con el fin de evitar caídas. El espesor de la misma irá aumentando con la edad.
Los tacones no pueden sobrepasar los 10 milímetros en niños de hasta 10 años.
En el momento de la compra es importante que los niños lo prueben con calcetín y de pie. Toca en la puntera y observa si existe una distancia entre el dedo más largo y la punta del zapato, debe ser de entre 5 y 15 milímetros.
El mejor calzado para casa es dejar los pies libres. Así que los calcetines antideslizantes o zapatillas de estar por casa son ideales.

Cada deporte tiene su calzado específico
Si jugamos a Golf llevaremos unos zapatos con tacos, si practicamos Padel o deportes en pista, la suela dispondrá de múltiples estrías para mejor tracción y no resbalar, para montar en bici el calzado no puede deslizar del pedal y para montar a caballo la suela debe ser dura para no dañar el puente del pie. Nuestra recomendación es que los zapatos deportivos sean adecuados para cada actividad y tener unos multideporte si no practican ningún deporte asiduamente.

Las tiendas de deporte, tanto grandes como Decathlon o Sport Zone, o más pequeñas como décimas o Sprinter, tienen una ámplia gama de calzado para niños, contaremos con el asesoramiento de vendedores profesionales y podremos escoger entre un ámplio rango de precios.

También te puede interesar…

BasqueCatalanDutchEnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish